Minimalismo

woman minimalism

Hace unos días vi un documental que se titula así, Minimalism. Cuenta la experiencia de dos tipos que se desprendieron prácticamente de todas sus posesiones, excepto lo imprescindible, escribieron un libro, y ahora viajan dando conferencias por toda USA hablando de los beneficios de eliminar todo lo que sobra.

Pero no solo de cosas materiales va la historia. En el mismo documental un prestigioso presentador de noticias, Dan Harris, hablaba de cómo su ritmo frenético de trabajo, y su ambición por llegar a la cima del éxito, le llevaron a sufrir un colapso en directo. La tensión, los nervios, el estrés se le acumularon como fardos, y petó.

Después de ver el documental, me planteé cuántas cosas tenía que ni usaba ni me hacían feliz. Y las tiré.

También pensé si guardaba emociones dentro de mí que fueran basura, odios, rencores, decepciones… y vi que, aunque me quedaba alguna por ahí que no tenía resuelta del todo, no andaba mal de espacio.

Creo que se lo debo en gran medida a Amante. Él me ha enseñado a no ofuscarme por gilipolleces o gente absurda. Su filosofía de pasar de todo lo que no sea importante (que para él son cuatro cosas), se me ha “pegado” en cierto modo.

En vuestros correos pidiéndome consejo, el 99% de las veces estáis preocupadas por cosas que ni siquiera han pasado aún, por pasos que no habéis dado. Os preocupáis (nos preocupamos, que yo peco todavía alguna vez) antes de tiempo. Nunca pasa nada importante si te quedas esperando al margen, pero nadie puede decirte qué va a pasar si haces o dejas de hacer algo, y mucho menos yo.

Esos miedos, ese temor al fracaso, ese pánico al pensar que vas a estar sola si cortas con esa relación tóxica, eso es chatarra emocional, y debes desprenderte de ella.

Que esto de tirar todas las camisetas viejas, o tu colección de vogues está muy bien, pero quitarte de encima la culpa, el odio y el rencor, está infinitamente mejor, porque la ropa y el papel se reciclan, pero la basura emocional no hay punto limpio que la recoja.

 

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Pregúntale a Pepa (XIX)

Woman writing her dairy.

[I, email]
hola pepa, me decido a escribirte porque siento un poco de frustración con mis relaciones con los hombres y desde hace tiempo te leo y siempre me ha tentado hacerte una consulta.
Tengo 26 años, profesión estable y soy una persona bastante madura y responsable. Nunca he tenido una relación larga, novio vaya, siempre he tenido historias cortas y que estaban abocadas al fracaso desde el minuto 1. Dentro de lo que cabe esto no me preocupa. El problema que detecto es que me cuesta ligar, y es curioso porque soy muy abierta, sociable y decidida, pero me doy cuenta de que parece que proyecto una imagen de mujer díficil o demasiado madura o sincera (esto es opinión de amigos y amigas).
He ligado siempre más por personalidad que por físico, y la verdad es que en conjunto soy una chica bastante mona (si no me lo creo yo, quien se lo va a creer). Y eso es lo que me molesta, para ser joven y en el mercado tengo muy poca “actividad” porque me cuesta encontrar una persona que me guste y parece ser que yo tampoco tengo mucha capacidad de atracción.
¿Cuál es tu opinión al respecto? A veces me planteo un cambio de actitud pero también pienso que cada uno es cómo es y por qué tengo que cambiar por los hombres? Gracias de antemano y enhorabuena por el blog
un abrazo.

Querida I.
En primer lugar, gracias por leerme, sé que a veces mis opiniones son un poco radicales, pero yo escribo tal y como hablo…
Personalmente creo que no hay que fingir ser otra persona (más dócil, como bien dices) si lo que quieres es una relación duradera. Otra cosa es si solo quieres tontear, sexo y nada más, que no es que sea muy honrado, pero siempre y cuando no se llegue lejos en la historia, tampoco me parece muy grave.
También habría que ver si el entorno que tienes te motiva o no. A lo mejor deberías probar con las apps (no necesariamente Tinder) e iniciar conversaciones con hombres que no sean de tu círculo. Quizá con el “escudo” de las redes, eliminas esa falta de recursos para ligar cara a cara que dices que tienes (mira que lo dudo ¿eh?).
La mayoría de las veces el problema es la falta de estímulo. Y me da a mí que los tíos que tienes alrededor no te motivan…
Anda, prueba a tontear con el ligoteo online. Por lo menos te divertirás un rato, eso te lo prometo.
Un beso.
Pepa

[S, email] Hola Pepa
Te escribo porque me encanta tu blog y lo objetiva que eres co  tus opiniones…te cuento mi historia a ver que opinas….
Después de 25 años me volví a encontrar en Tinder con un amigo de amigos que una noche me beso sin más.. y me enfade
Ahora los dos divorciados, así que quedamos un par de veces y lo veía muy animado….asi que la tercera vez cuando me beso acabamos en mis casa…nunca había sido yo tan rapida….
El tema es que después de ese día empezó a desaparecer y le.pregunte que ocurria…me dijo que necesitaba distancia, que ya le habia pasado antes que conocía a alguien se emocionaba pero que luego le entraban dudas de si podía haber futuro y que no quería jugar conmigo. Después de mucho hablar quedamos de ser amigos y tomar algo de vez en cuando
Pero nos encontramos.en otra página y me.volvio es escribir, el haciendo el camino de Santiago y yo cerca. Me propuso si quería hacer alguna etapa y le.dije que ibamos viendo, y me.escribia todos los dias…. al final no cuadro pero le dije que si quería como.me.iba bien lo acercaba hasta nuestra ciudad. Y allí me fui, me invitó a comer y me propuso ir a un spa, porque estaba molido de caminar y todo fenomenal pero como amigos…hablamos, hablamos y hablamos pero ninguno nos movimos, no salió el tema de esa noche ni hubo reproches….
No se que hacer , si continuar con la amistad o pasar, no se.que quiere ni porque quiso quedar…
Tu que opinas?
Gracias, un beso muy grande

Querida Sara, gracias por leerme y por tu confianza.
Lo que voy a decirte me temo que no te va a gustar, ¿qué quería cuando empezó a hablarte de nuevo? Pues eso, hablar. No sois quinceañeros ninguno de los dos, me parece, y tú (como todas las mujeres) te comes la cabeza pensando si hay intención detrás de lo que hace y por qué lo hace. Y los hombres son más directos que nosotras: no va “dejando pistas”, si te ha dicho que no quiere nada es que no lo quiere, y ya está, no le des más vueltas.
¿Te interesa tenerle solo como amigo? Sigue hablando con él. ¿Que no? Pues corta, no hay más. Eres tú la que decide.
No entiendo, no obstante, el tema de no embarcarse en algo por no saber si va a tener o no futuro. Suena a la típica excusa de “no eres tú, soy yo”. Es, a mi parecer, una manera delicada de decir que no quiere nada contigo, más que amistad, pero el mensaje está bien claro, es que no.
No sé si te he ayudado o te he jodido la noche, querida, pero me pedís que sea objetiva y sincera, y así os digo cómo lo veo.
No te agobies, mujer, que hay muchos hombres por ahí loquitos por hacerte caso.
Un beso grande,

[C, email] Hola Pepa!! Cómo estás?? No paro de recomendar a mis amigas y a hombres más grandes tu blog, para mí una guía espiritual.
ANTES QUE NADA, PERDON POR LA EXTENSIÓN, JURO QUE NO PUDE ACORTARLO MÁS y si decides no publicarlo lo entiendo perfectamente
Es la segunda vez que escribo, pero esta vez algo que me pasa hace bastante tiempo, diria más de un año.
Lo gracioso es que antes de escribir este mail, volví a leer algunos de tus posts y ahí mismo están las respuestas…el problema siempre es el mismo…la mujer que espera que el amor platónico se la juegue por ella y le declare todo el amor como cuento de Disney…
Creo que en otra vida me gustaría nacer hombre para tener una mente más fría y sufrir menos por amor (aunque hay hombres que lo sufren tmb..)
La cuestión es que en el 2015 conocí a un chico en Europa, yo de Argentina, el de Uruguay. Nos llevamos 3 años, yo más grande con 25, el de 22. El comienzo de la relación fue increíble, tanto que parece de película, pero en la vida real nunca terminan bien.
Yo había cortado con mi ex y sentía que nunca más iba a enamorarme (un clásico), hasta que apareció él. “Un clavo saca a otro clavo” pero el apareció sin buscarlo y nos enganchamos al instante. 6 meses de relación a distancia, pero que estuvo espectacular, hasta que no aguantamos más la distancia y cortamos. Pero nunca dejamos de hablar y cada tanto planeamos un reencuentro.
Mi cabeza tiene las ideas y sueños más locos del mundo por el, sueño que nos casemos en su país, en las playas de Punta del Este y ser felices x siempre.
La edad no era un impedimento, salvando que él sigue en la universidad.
La cuestión es que siempre me histeriqueó más el que yo. Me habla y me dice que cada día estoy más linda, que vaya a visitarlo. Resulta que yo el proximo viernes viajo a Uruguay con mis amigas, pero esta vez decidí avisarle sobre la fecha, para tantear el terreno y prepararme para el encuentro, (aunque obvio mis amigas no lo aprueban). Pero resulta que el viernes luego de decirme muchas cosas lindas..me clavó el visto, nunca más me respondió y recién ayer me escribe “hola, perdon recien lo leo, me mandaron muchos mensajes”.
Te podrás imaginar todo lo que lo maldije en mi cabeza, pero esta vez no le respondí nada y decidí no contarle de mi viaje. Probablemente se va a enterar que estoy allá por mi instagram, y se va a querer matar.
Se que lo mejor es dejar de pensar en el y en fantasear con una relación, pero realmente no puedo, su forma de ser y como fue nuestra relación todo ese tiempo fue algo increible que jamás había sentido y el es buena persona. Me cuesta tener que volver a cortar con otro chico y hacer de cuenta que no existe. Pero seguir con la idea de amigos con derecho ya no funciona para mí porque deseo algo más, y yo se que en el fondo el tmb quisiera pero no va a pasar.
Que me sugeris de acá al viernes para cuando yo viaje este fin de semana?
Te leo siempre, gracias por tanto!!

Hola, C, claro, me acuerdo de ti.
¿Cómo andas? Bueno, ya me contaste… ja ja ja
Mira, yo creo que de los cobardes nunca se escribió nada, así que si quieres algo más, adelante, niña, no tienes nada que perder. Bueno, quizá si te dice que no dejes de montarte esas fantasías de boda, que son muy bonitas, pero solo son eso, fantasías.
Lo único que cuéntale que vas, no vayas a llevarte una sorpresa de las malas.
No sé qué más decirte, excepto que veo que sigues coladita por sus huesos. Así que adelante, guerrera.
Un beso enorme.

[Diana, email] Hola Pepa te escribo de Ecuador =) son fan de tus historias y la verdad me parecen tan reales…. a Todas nos ha pasado LO MISMO la mayoria de veces a lo menos a mi…
Soy divorciada, dos hijos, 33 años, una buena relación con el papá de mis hijos en fin… para no ser cansona te comparto en términos generales mi situación:
Dos años de relación con un profesor de arte de la universidad… artista y con sus cucos en la cabeza característicos de esas personas. Me he dado cuenta sin ofender a nadie…. jeje. Una mejor amiga de él involucrada en toooodo lo que hace, deja de hacer etc etc que luego de varios problemas ya ni somos amigas, pero influye en Marco como no tienes idea y ademas le presenta unas amigas en reuniones en las que estoy excluida siempre…y que han pasado varios deslices por parte de el, que estoy consciente que solo es es el que toma la decisión de ser o no fiel, pero igual me molesta… termine hace un mes y una semana por eso y cuestiones de diferencias personales de actitud, pensamiento y las que te comente antes….Me sigue buscando ahora que ya terminamos como suele pasar..
Se complica cuando conozco a una persona 42 años divorciado una hija de 10 años y trabaja fuera de la cuidad la mayoría del año,salimos unas veces nos gustamos y asi de poco a poco ya no se si estoy de novia… de amigovia o que, los amigos de èl no se como supieron que sale conmigo, y los míos tb empezaron a preguntar y saber de las salidas que tenemos (segun yo todo iba a ser medio bajo perfl hasta que pase un tiempo de mi separacion de marco). Es atento… es educado y me gusta. me da miedo pensar que es un desfogue por mi relación anterior … que debí darme un tiempo mas sola… ser sincera y cortar definitivamente con marco cosa que tampoco estoy 100 por ciento segura…
todo se complico y no se si estoy haciendo bien en empezar a salir con alguien mas en tan poco tiempo… AYUDAAA

Querida Diana:
En primer lugar, NI SE TE OCURRA VOLVER CON EL LIANTE ESE DE MARCO. Tiene el gatillo fácil, por decirlo suavemente, y tú misma me cuentas que te da más disgustos que alegrías, Así que nada, ciao, tanta paz lleve como descanso deja.
Ahora vamos con tu amigovio. Una pregunta ¿estáis bien? ¿Te hace feliz tener una relación con él? Entonces no le pongas etiquetas, mujer, que no sirven para nada. Si alguien te pregunta le dices que es tu amante y ya, que amante implica un esfuerzo por mantener la llama que un novio no requiere, pir establecido.
¿Has hecho bien en comenzar una relación tan pronto? ¿Es que acaso tenías que guardarle luto al tal Marco? No, ¿Verdad? Pues ya está mujer, no te hagas líos en la cabeza. No anticipes dónde irás o dónde llevará. Actúa con honestidad y cuidándote de los malos rollos, y todo fluirá como debe.
Un beso grande,
Pepa

[Farida, Comentarios del blog]
Estoy en un jodido dilema. Soy un hombre casado, tengo hijos y tengo nietos, pero siempre me he sentido mujer. En privado me gusta vestir con ropas femeninas, tacones etc.. El caso es que quiero realizarme como mujer buscarme un hombre que me trate como mujer y mantener una relación oculta ya que no quiero echar por la borda una relación familiar de casi cuarenta años. Tengo que contarte muchas cosas más, pero esta es mi situación a groso modo para ver si puedes aconsejarme algo ya que no tengo a nadie a quien contárselo y confiar en tu consejo. Gracias.Farida

Querida Farida:
Tienes un problema enorme de identidad que te está matando. Pero yo no soy la persona más adecuada para ayudarte. Deberías acudir primero al psicólogo para que te ayudara a afrontar la realidad, y que te de las herramientas necesarias para aguantar todo el revuelo que vas a causar. No sé cómo llevas tanto tiempo viviendo una mentira así, debes sufrir infinitamente.
No te voy a mentir, es posible que parte de tu familia lo tome como una traición, y los pierdas, pero los que te quieren de verdad como eres, como persona, independientemente de tu género, te apoyarán.
Te garantizo que va a ser duro, pero solo tienes una vida, no la desperdicies.
Acude a un psicólogo, hazte fuerte antes de luchar.
Besos.
Pepa.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

El monstruo verde

jealous

Iago – O, beware, my lord, of jealousy! / It is the green-eyed monster which doth mock / The meat it feeds on
Yago Oh, mi señor, ¡cuidado con los celos!/ Son el monstruo de ojos verdes que se burla/ de la carne con que se nutre

Otelo (Shakespeare)

Pobre de ti como un día te atrapen los celos. Ningún sentimiento me ha producido tanta desazón, me ha hecho sentir tan miserable, como sentir celos. Son algo irracional, te desquician, y, como bien decía Shakespeare, te consumen la carne.

Hace unos días una lectora me pidió consejo a través de Facebook. Había conocido a su novio a través de Tinder, y todo bien excepto que él estaba todo el tiempo sospechando de ella: cada vez que recibía un mensaje en el móvil, pensaba que era de un tío y que se la estaba pegando. ¡Qué sentimiento tan terrible! Cuánta inseguridad.

No somos dueños de la persona que elige estar con nosotros como pareja. Nunca, en ningún momento, tenemos la propiedad de la vida presente ni futura de esa persona. Menos aún podemos exigirle que borre el pasado antes de conocernos. Sin su pasado no sería la persona que es en este momento, cuando la amamos.

Los celos no manifiestan más que la propia inseguridad. Si esa persona está contigo es porque quiere. ¿Podría estar con otro o con otra? Pues claro, pero ESTÁ CONTIGO. Eso debería bastarte.

Por supuesto que pueden aparecer “fantasmas del pasado” (no olvidemos a mi pajillero -al final del post puedes encontrar la historia completa-, ese que tanto nos ha hecho reír), pero somos mujeres (y hombres) lo suficientemente maduros como para decir “no, gracias, vengahastaluego”. De hecho, siempre aparece algún fantasma por ahí, ya sea un ex compañero de trabajo que te tiraba la caña, un ex rollete de una noche, el amigo de un amigo que se quedó colgado de ti en aquella fiesta… siempre hay alguien, y no tienes ningún control sobre cómo y cuándo van a aparecer, y estar celoso por esos fantasmas es, digámoslo claro, MUY INFANTIL.

Los celos, aún siendo fundados, no hacen más que llevarte a la locura, a convertirte en un detective, en la persona más susceptible del mundo a los detalles, a asfixiar al otro.

Yo he sido celosa, lo reconozco. Me dieron motivos, y además estaba en lo cierto pero ¿me sirvió de algo la angustia que pasé antes de destapar el pastel? No, no me sirvió de nada. Llevar razón no me sirvió más que para prolongar el mal rato que tuve que pasar.

Por eso os animo a que reforcéis la seguridad en vosotras mismas. Si vuestra pareja os la pega y le descubrís, pensad que es un imbécil por jugársela y perder a una maravilla como vosotras. Cerrad capítulo y comenzad a escribir el siguiente. Pero no perdáis el tiempo en sospechar, espiar y controlar al otro. Él (o ella) se lo pierden…

POST RELACIONADOS
1 – El Amante Interruptus
2 – Un fantasma del pasado ataca de nuevo
3 – No hay dos sin tres

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Biscotes

maría félix

Días que son como esos biscotes sin sal ni nada, de marca blanca, que saben igual que si te comieras el cartón de la caja. Como esos ramos de rosas de franquicia de floristería, con buena apariencia, pero sin olor.

De esos días tuve muchos, seguidos uno tras otro, durante muchos años. Años en los que una se anestesia en la rutina y las obligaciones maternas, y pasan, idénticos, sin pena ni gloria.

Pero pena sí hay. La pena de que se te pasa la vida flotando en la nada, la calma chicha, la ausencia de estímulos vitales.

El trabajo… bueno, sí, normal. Los niños… bueno, sí, creciendo. La pareja… bueno, sí, como siempre. Y ese “como siempre” pronunciado sin ningún atisbo de entusiasmo.

Hasta que un día uno de los dos se cansa de los biscotes sin sal. Que quiere volver a encontrarle sabor a lo que coma, coño, aunque engorde, aunque le siente mal. Entonces saldrá al mundo y se hartará de pan gallego.

Y si eres tú el que te quedas con los biscotes, te sabrán muy amargos durante un tiempo. Pero llegará un día en que te darás cuenta de que quizás el otro llevaba razón, que la vida no es vida si no te comes una rebanada de pan gallego, y tiras la caja de biscotes de mierda y sales al mundo a buscar una panadería en condiciones.

(Como diría el gran Rooster de The Ranch, cuando empecé esta analogía no sabía dónde iba a parar, pero me ha quedao de puta madre).

Citando a la divina María Félix,

A un hombre hay que llorarle tres días… Y al cuarto, te pones tacones y ropa nueva

pd (se nota que estoy a dieta: hasta las analogías me saben a pan…)

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Almas gemelas… ja

Hoy las redes me han traído de vuelta este estupendo artículo de mi amiga Deo Aguilar, “Cómo sabes que has encontrado al amor de tu vida?”, que comienza así: “¿Estás seguro de que tu pareja es tu media naranja? ¿De verdad es tu alma gemela? ¿Cómo lo sabes?”. Y me he quedado un buen rato con el run-run en mi cabeza (el run-run de la lavadora también estaba, que los domingos dicen que son para vaguear, pero yo trabajo más que nunca…).

Me vais a permitir que me ponga cínica, pero me cago en el ideal romántico que nos meten en la cabeza desde bien pequeñitas.

No creo que haya una única persona con la que vayamos a ser completamente felices, ni que esa persona cumpla con todos los requisitos necesarios para encajar a la perfección con nosotros. Tampoco creo en el amor eterno, porque no existe.

Todo en esta vida es una cuestión de aprendizaje y adaptación. Aprendes a sortear obstáculos y malas compañías. Aprendes de tu cuerpo, tu sexualidad y la del otro. Aprendes a ceder y a ser asertiva. Con los años aprendes a ser más tolerante o te vuelves más maniática, depende del carácter de cada uno, y tus relaciones evolucionan a la par.

Creo que esa idea de “media naranja” o “alma gemela” o cualquiera de los mil almibarados nombres que le ponen, tan solo sirve para que muchos y muchas tengan una idea errónea de lo que es el amor, y rechacen relaciones porque piensan “que no van a durar”. Como si una relación fuera una lavadora de las antiguas, de esas que duraban toda la vida.

No recuerdo ahora muy bien cuándo lo dije, pero el amor y el deseo no son una cosa lineal. Hay días en que te sientes como en un anuncio de yogures probioticos, que todo encaja, que todo es perfecto y armónico. Y hay otros que parece el telediario, no hay ni una noticia buena. Y no pasa nada, no es malo. ¿Quién quiere vivir en ese anuncio de yogures para siempre? Qué horror.

En “Una historia del Bronx”, Sonny LoSpecchio (Chaz Palminteri), le dice a su pupilo Calogero que un hombre solo puede tener tres grandes amores en la vida, aproximadamente uno cada diez años, después de eso puedes tener amantes o lo que quieras, pero ya no sentirás ese amor verdadero. Estuve de acuerdo con Sonny durante mucho tiempo. De hecho, pensaba que ya había cumplido con mi cupo de los tres grandes amores.

Pero es que yo antes era más romántica e impulsiva, menos racional, y lo mismo le he dado más crédito del que debía a algún amor pasado, o tengo un bonus track (y no me había enterado), o, como ya he dicho antes, esto de las almas gemelas y los grandes amores son parte del ideal romántico que tanto daño nos sigue haciendo… y tantos discos, ramos de flores, y banquetes de boda vende.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Neanderthal

Man smoking

De vez en cuando, muy de vez en cuando, asoma la patita por el blog un neanderthal, probablemente perdido en la red mientras buscaba con desesperación un hilo de Forocoches. Se limitan a soltar alguna barbaridad plagadita de faltas de ortografía (siempre con email falso; les caracteriza su valentía) y no aparecen más.

Los trolls me motivan, creo que no hay que bloquearlos ni espantarlos. Hay que ponerles una mantita en el suelo y un cacharrín con agua. Pobres. Como dice la Belluci, hay que tenerles lástima, porque son seres frágiles, saben que son escoria y la rabia les sale por la boca (o el teclado).

Me preocupa no obstante el trol que demuestra algo más de conocimiento. Que escribe (casi) sin faltas de ortografía, y que argumenta a la vez que insulta. Qué finura. Debería juntarse con Marías y Reverte, son almas gemelas.

Pero mira, como hace calor y me aburro, se me ha ocurrido que voy a coger su comentario de mierda y le voy a dar la vuelta (como hicieron en este corto) a ver qué sale. Verás qué risas…

“Parece que los hombres independientes, trabajadores, viajeros, deportistas, etc, asustan un poco al otro género, no sé. ” Me desorino. Si estáis solteros plantearos una cosa. Estar en pareja no es sólo cosa vuestra. Es cosa de dos. Y quizá esas tías a las que aspiráis les parezcáis los mismos descartes que vosotros hacéis con otras tías.

Continuad autoengañandoos, que sois los reyes del autoengaño, ya se os pasarán los años y os comeréis los mocos, llegará un punto en que seréis como esos viejos verdes, llenos de arrugas, patéticos, que se acercan a alguna niña, que no tardamos ni un segundo en echarlos… fuera viejo asqueroso.

Ni sois tan maravillosos, ni tan guays, y que tengáis abdominales, llevéis un Ford Focus rojo, paséis cada verano una semana en Ibiza, vayáis cinco días a la semana al gimnasio, u os cortéis el pelo igual que Cristiano, a nadie le importa una puta mierda, a nadie. Eso no es más que autodialogo para subirse la autoestima. Esto no es una puta entrevista de trabajo, me suda el coño si eres aventurero o si me vas a dar la brasa pateando clichés de gimnasio para postureo en instagram.

Como mujer lo primero que me pregunto es ¿merece la pena aguantar a este personaje? La respuesta es 99% no. Como mucho un polvo y punto. El hombre actual no sirve para nada más, ni me folla ni me friega ni me plancha ni cocina, sólo se tira en el sofá a ver Juego de Tronos y jugar a la play, y su idea del sexo es tumbarse encima y eyacular, en total cinco minutos. Eso sí, cascándosela con Youporn se tira horas.

Lo siento pero de flipados de la vida hay exceso de oferta. Id al final de la cola que sobran.

Tenéis lo que merecéis, simplemente creíais que merecíais más porque vuestra madre os dijo que siendo hombres teníais derecho a todo. Sois el sumun del porquesoyelniñodemamá.

El hombre actual es mierda, y hay que tratarlo como eso. Simplemente os toca comer la mierda ahora a vosotros.

Y da lo mismo si vuestro plan es ser el loco del spartan race, o el más viejo de la disco.

Si faltan hombres para follar los traeremos de fuera, más jóvenes, más buenorros, con un rabo de verdad, y no esa mierdecilla que no llega ni a los 10 centímetros y a la que veneráis como si fuera el Alcázar de Segovia, cuando no llega ni a caseta de perro.

A la mierda el chulito promedio español. Vuestra burbuja ha pinchado.

Y ahora vas y la cascas, guapete.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Descompresión

Germany, North Rhine-Westphalia, BMW Oldtimer, Old motorbike

Madre mía, qué complicado es arrancar el motor de nuevo…

Esta mañana he recuperado un poco la normalidad, atiborrándome de revistas, que tenía ahí, atrincheradas, esperándome… y, sinceramente, no sé ni por dónde empezar.

Pero eso no es importante, no tiene ni puta importancia. Lo tremendo ha sido ponerme a leer vuestros correos y vuestros comentarios, y darme cuenta de lo que lo que tendría que hacer es abrir una agencia de “espabilar mozas”.

Los mismos problemas, con pequeñas variaciones dependiendo de la edad, pero LOS MISMOS.

El principal: ¿dónde habéis dejado vuestra autoestima, nenas? ¿dónde está esa seguridad TAN NECESARIA a la hora de decir “hasta aquí”? ¿por qué dejáis que os vacilen de esa manera?

Me encantaría –palabritadelniñojesús– que me escribieran más chicos contándome sus historias, pero hasta ahora han sido muy pocos, y menos aún los que comentan (excepto para trolearme con un email falso… súper valiente y tal). Tengo la sensación, mis niñas, de que seguís esperando que (de una manera u otra) vengan a “salvaros”. ¿A salvaros de qué, de la vida? ¿No os dais cuenta de que vuestra vida es solo lo que hagáis con ella? De vosotras y solo de vosotras depende.

Me duele la boca de deciros que toméis las riendas: si alguien quiere estar con vosotros, LO ESTÁ; si alguien quiere contestaros, LO HACE; si alguien quiere estar con vosotras, pero tiene un marrón de pelotas, SE SINCERA Y LO DICE. ¿Por qué estáis (estamos) tan predispuestas a aceptar las excusas (baratas)? ¿No os dais cuenta de que dais prioridad a quien solo os trata como opción?

Lo digo desde la experiencia: yo he sido gilipollas hasta límites insospechados en ese sentido. Siempre he creído que había una razón de peso para dejarme tirada… Pues no era tan de peso el 99% de las veces.

No te creas que te ha plantado porque a su mejor amigo le ha dejado su novia… ¡MIS COJONES!. Si hay algún tipo leyéndome que conteste con sinceridad: ¿entre quedar con una chica y tener sexo y consolar a tu amigo al que ha dejado su novia, qué escogerías?

pd1: Pero contestad DE VERDAD (que yo no censuro los comentarios).
pd2: Que conste que, al menos en mi caso, no son opciones excluyentes: puedes tener sexo y luego irte a consolar a tu amigo/a. Pero la pregunta es ¿qué harías primero o, más bien, qué dejarías de hacer?
pd3: La foto de la moto sé que le gustará a Amante, por eso la he puesto. Lo que no sé si sabe es que la que conduciría sería yo…

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Una promesa es una promesa

Dos semanas. Miles de kilómetros recorridos con el coche. ¿Tumbonas? Seis, pero solo en días de mucho viento de poniente. ¿Cervezas? Menos de las estimadas. ¿Bajas? Una sombrilla con muchos veranos, un par de chanclas y unas gafas de sol baratas. ¿Promesas incumplidas? Cero.

Prometí no leer revistas ni libros, no llevarme el iPad, no entrar en redes sociales. Lo he cumplido. Tanto es así que ahora me da muchísima pereza hacerlo. Ayer me metí en FB y solo leí a gente enfadada, la misma gente que estaba enfadada antes de marcharme. En Twitter un señor muy ofendido (y sin sentido del humor), me afeaba un artículo publicado en Cosmopolitan. Y yo no pienso ni contestarle… qué pereza, qué trabajo más inútil. No me da la gana.

No sé cuántos años hacía que no tenía unas vacaciones-vacaciones, de las de no tener ningún tipo de horario. ¿Que nos levantamos a las 8? Bien ¿Que nos levantamos a las 11? Mejor.

Os preguntaréis cómo dos amantes tan independientes han sido capaces de aguantarse las 24 horas del día durante dos semanas sin tener ninguna bronca. Increíble pero cierto: no nos hemos agarrado de los pelos mutuamente, y no nos ha costado. Es más, en un par de días, cuando él regrese a su casa, mi hijo vuelva conmigo, y comencemos otra vez la locura de trabajo, horarios y organización militar, estoy segura de que no voy a parar de echarle de menos. De despertarme y ver que no tengo a ese chulazo impresionante al lado (ahora más impresionante un poco doradito por el sol, ¡ay!), y pensar que qué mierda de vida la del currante (¿no es lo que pensamos todos?). Y después de haber estado como dos adolescentes en plena ebullición de hormonas (con una media de encuentros sexuales más propio de veinteañeros en Ibiza que de dos que se acercan a la cincuentena), sospecho que en una semana estaré bastante salida, la verdad.

Regreso como esos coches que han estado mucho tiempo aparcados y ahora les cuesta arrancar. En estos días me pondré al día con vuestros correos y comentarios. Sí, he visto que me escribíais, pero una promesa es una promesa, y prometí que nada de trabajo.

pd (se me olvidaba, ¿número de veces que hemos escuchado “Despacito” en la radio? CERO)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Pregúntale a Pepa (XVIII)

Woman writing her dairy.

[A, email] Hola Pepa!
No sabia ni como comenzar este email! Lo primero decirte que te leo ansiosa cada lunes/viernes. Que no comparto, en su totalidad, algunas de tus opiniones (excesivamente feministas?) pero que me sacas una sonrisa en cada post, ademas de que ya he adoptado algunas expresiones tuyas en esta cosa tan complicada que es el amor.
Por resumir un poco mi historia…me encuentro en un momento feo de mi vida con un sentimiento de vacío y soledad, del que lucho por salir ya que siempre me he considerado una tía alegre, vital y divertida….no solo yo, mucha gente de mi entorno. Aunque un desastre para las parejas.
Llevo unos 18 meses viviendo en el extranjero. Llegue aquí con un buen puesto de trabajo, tras un despido en España (algo súper común!). Cuando me vine llevaba con una historia de follamigo (odio ese termino!) 12 meses aprox, alguien de mi trabajo que no quería comprometerse y yo seguía… quiza por sentirme querida, porque me gustaba, teníamos la rutina de vernos una o dos veces por semana y cenar y dormir juntos y por “luchar hasta el final” a ver si cambiaba de opinión. Esta historia se ha ido enfriando pero nunca se ha finiquitado del todo. Cada vez que iba a casa nos veíamos hasta que ha ocurrido lo siguiente:
Me vine aquí y la primera semana conocí un chico que me encantó… a partir de ahí nos veíamos de vez en cuando, coincidíamos en algún bar y hablábamos… pero poco mas. Hace 6 meses empezó a salir con mi grupo de amigos mas frecuentemente. Estaba agobiado con un trabajo que no acababa de llenarle y su novia de una relación muy larga acababa de dejarle. Nos fuimos haciendo amigos y congeniando super bien hasta que una noche paso.
Desde el principio tuve claro que no iba a salir bien, un sexto sentido me lo decía a pesar de que empezamos a quedar y a pasar juntos los fines de semana. Todo iba rodado, yo enamorada aunque con muchos miedos e inseguridades…hasta que hace dos semanas me dijo que no se ve preparado para una relación, que esta hecho un lío a nivel profesional y personal, que soy excepcional pero que tiene miedo de pasarlo mal el…y no quiere que yo lo pase mal. Demasiado tarde porque estoy coladita por el y ha sido un jarro de agua fría.
Me paso los días echándole de menos y pensando que ojalá con un poco de tiempo este mas asentado y lo reconsidere…Eso si, he puesto espacio de por medio entre nosotros porque se me hace muy difícil verle y no estar con el.
Ay Pepa, que hago??? Dejo un poco de tiempo teniendo esa esperanza, que si no pasa nada se ira diluyendo??? Quiero luchar por el, esperar…es lo que quiero ahora mismo!!
Un beso gigante. Me encantara leerte!

Querida, A.
Lo primero que quiero decirte es gracias. Gracias por leerme y gracias por decirme ante todo que hay cosas que digo que te gustan y cosas que no, porque de eso se trata: yo cuento mis cosas o expongo problemas ajenos y tanto yo como otras lectoras y lectores opinan lo que quieren, con libertad. Otra vez, gracias por estar ahí.
Lo de que soy “excesivamente feminista” ¿es eso posible? Te recuerdo que el feminismo busca la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres. Llámame radical si quieres, pero demasiado feminista no, no hagas un Paula Echevarría, mi amor.
En cuanto a tu problema, después de leer y releer tu correo varias veces… querida, me da la sensación de que estás esperando que te quieran. No me malinterpretes, todos esperamos que nos quieran, pero está el que si pasa, pues bien, pero mientras vive su vida, y el de, diosito, haz que me quiera.
Tú estás esperando que cualquiera de estos dos tipos te diga “estoy enamorado de ti, quiero estar contigo a muerte”. Si no ha pasado ya, créeme, tienes muy pocas posibilidades de que pase. Estás dejando en sus manos la decisión de qué coño va a pasar contigo. Y tú ¿no tienes opinión? ¿En serio vas a esperar hasta que a uno de los dos le salga de las pelotas que sí, que eres la mujer de su vida? ¿Tú qué quieres? ¿Estás enamorada y él no quiere una historia contigo? Pues venga, hasta luego. No te quedes esperando las migajas, que es la sensación (y ahora ódiame si quieres) que me da lo que me escribes.
Toma el mando, nena, toma el mando YA.
Un beso muy grande

[N, email] Buenas tardes Pepa,
Mi nombre es N y a mis 32 soy una fiel seguidora tuya, no hay post que me resista a leer!!
Te cuento mi caso. Desde hace unos meses me estaba escribiendo y viendome con un chico, nuestra relación, pese a las largas conversaciones telefonicas, se basaban en sexo. Siempre que quedabamos terminabamos igual. ¿Que era lo mejor de todo? Que tiene pareja.
Pese a mis intentos por rechazarlo y varios mensajes fallidos, siempre volviamos a hablar y si surgía quedar pues acababamos teniendo sexo.
Yo con él me sentía super bien y deseada, pero sí me sentía mal por estar con alguien con pareja y porque es un golferas de manual.
Este mes, un día salimos con varios amigos en común (él salió sin su pareja) bailamos, nos reimos y tal pero hubo un momento en el que apareció una mujer y vi como coqueteaba con él. El sabe que le gustaba a ella y tal, me dijo que le envió petición en facebook la cual rechazó, me dijo que no le gustaba y eso…..el caso es que se mi momento celoso se me pasó al cabo de los dias. Pero la semana pasada cual fue mi sorpresa…..La agregó a otra red social, instagram. Ya le envié hace dos semanas un mega texto rogandole que me dejara en paz que tenía que mirar por mi misma y no seguir en algo que no lleva a ningun sitio.
Yo no descarto que aparte de tener relaciones conmigo las tuviera con otras, visto lo visto….
Hace unos dias se lo volví a repetir, y ésta vez parece que me está haciendo caso y yo me siento fatal.
No se si he hecho bien o mal en mandarle un super texto contandole lo mal que me siento, me está costando mucho no escribirle y en el tema sexo pues tambien lo extraño.
Mi problema es que soy una chica super insegura y puede que no me valore lo suficiente. Al ver lo de la mujer ésta pues me dio el bajón….
Se que ahora tendré q pasarlo “mal” unos días y se que esto es adelantarme…pero….
¿Volverá?
¿Como podría despues retomar la relación con el aunque sea de amistad? Se me hace dificil pensar que ya no tendré más contacto con él.
Gracias de antemano,
bsos!

Querida N.
Toma una hoja de papel y un lápiz. Traza una línea vertical. Apunta en un lado lo que te da este hombre, y en el otro lo que te resta. Yo no sé a ti, pero a mí la operación me da un resultado negativo.
Pero tú sabrás que es lo que quieres. Porque ¿en serio te hace feliz una historia con un hombre que a pesar de tener pareja anda con otras? Si no te importara, ni siquiera me habrías escrito. Me estás preguntando algo que tú ya sabes: este tipo no es para ti, ni siquiera como amigo. No vas a ser capaz de mantener una relación de amigos con él. Tú misma me cuentas que se basa en el sexo, y que siempre termináis en la cama.
Él lo tiene súper claro, nena, eres tú la que está esperando un milagro, que le llegue la iluminación divina y te diga que solo quiere estar contigo, y eso no va a pasar. Para estar con un hombre que anda a todas hay que ser igual que él, que no te importe. Si te importa no está equilibrado el juego.
Vas a estar mal un tiempo, ok, pero ya pasará, y te darás cuenta de que este hombre te da más quebraderos de cabeza que alegrías.
Yo de ti rezaría porque no volviera a asomar la patita, porque o te mantienes firme o vas a caer otra vez, amiga. No lo hagas.
Un beso grande,
Pepa

[C, email] Hola Pepa,
Quería decirte que me encanta leerte y tus textos siempre me hacen pensar o bien reírme muchísimo.
Soy una chica de 27 años y vivo con mi novio desde hace 8 meses (llevamos poco mas de dos años).
Te escribo en este caso en concreto porque mi novio es una persona de estas que siempre padecen algo, no se si me entiendes. Un María Dolores en versión hombre. Yo soy lo contrario, o así me educaron, porque muchas veces pienso que esto es más una cuestión de actitud que de salud física. Total, que volvemos a estar en una de estas fases en las cuales el está enfermo, que dice que le duele un poco la garganta y que se siente muy cansado. Me creo totalmente lo que dice porque además cuando está así no practica su deporte favorito que es la escalada, cosa que le jode muchísimo cuando no puede hacerlo y cuando está bien lo practica casi a diario.
Mi dilema es que aveces no se diferenciar si es que soy una fría de cojones, una persona sin empatía o si mi actitud es normal (o por lo menos hay personas que actuarían igual). Cuando el está así es muy frío conmigo, me habla muy poco, esta todo el rato lamentándose, si lo llamo me contesta en plan: que pasa ahora? cosas así… sexo obviamente que nanai, besos y abrazos mas de lo mismo. Entonces mi reacción natural es enfadarme, no es que me ponga a chillarle, pero también me distancio y estoy con cara de enfadada. Y el me reprocha eso, que cuando el está mal yo me lo tomo como algo personal y en vez de apoyarle, le recrimino que no es cariñoso y se lo pongo todo más difícil. Esta discusión ya la hemos tenido varias veces y aunque después lo arreglamos me gustaría arreglar este problema de raíz. Yo lo amo y tiene muchísimas cosas buenas y yo seguramente tenga más de un fallo. Como crees que debería de actuar? ves normal lo que me pasa?
Muchas gracias de antemano!

Hola, C.
Pues mira, yo creo que simplemente tenéis personalidades opuestas, que al principio parece que mola mucho pero a la larga resulta un choque de trenes. Que lo mismo os queréis mucho pero no estáis hechos para vivir juntos (que insisto en que está sobrevalorado).
Si os aguantáis siendo él un pupas y tú una reina de hielo, fenomenal. Pero si en solo 8 meses ya estáis así… no lo veo ¿eh?
No se me ocurre más que que lo habléis, que intentéis respetar las personalidades de cada uno, y hagáis un esfuerzo por empatizar más con el otro, porque así vais a terminar como el rosario de la aurora.
Un beso, querida.

[G, email] Hola Pepa, soy de argentina y vengo a hablarte con un nudo enorme en la cabeza, esperando un buen consejo. Hace ya seis meses que volví de un inercambio en españa, estuve viviendo medio año completo allí. La cosa es que me hice de un grupo de amigos super lindo, y me encantaba uno de mis mejores amigos, uno que tiene novia.
La cosa es que nunca pasó nada más que un histeriqueo inocente, pero mi última noche allí pasamos de largo hablando por mensaje y una cosa llevó a la otra, y me terminó confesando varias cosas, cosas que nos pasaban a los dos. No nos vimos, y yo me tuve que subir al colectivo hacia madrid para tomar el vuelo a argentina.
La cosa es que seguimos hablando hasta hoy, pero los mensajes cada vez fueron subiendo más el tomo de la conversación, y terminamos haciendo sexting. El sigue con su novia, y la verdad es que traté de cortar con todo esto muchas veces, pero el dice que no entiende porque, que soy super importante para él, y muchas cosas más del estilo.
La cosa es que no veo que nada cambie o se mueva, no lo entiendo a él ni un poco, y tampoco hablo de esto con nadie porque se fue dando sin querer y cuando me quise dar cuenta ya estaba enganchada y metida en este lio.
Quiero un punto de vista, un consejo. Me siento super culpable por la situación, y me da mucha pena su novie; a ver, que yo no la conozco ni nunca la ví personalmente, pero se que existe y me siento terrible. Él mientras yo estaba en España no la mencionaba nunca y desde que volví solo la nombró una vez. Ellos tienen una relación a distancia. Creo que no está bien lo que estamos haciendo, pero me encanta, me enamoré de alguien a quién nuca le di un beso en la vida real, pero con quién he compartido mil cosas.
Hemos hablado del tema muchas veces, y siempre la conclusión es la misma, y él vuelve a aparecer. Yo le he contado todo lo que me pasa por la cabeza, pero igual, sigo dándole mil vueltas a todo.
Cómo verás, el nudo en mi cabeza es enorme, no espero que me resuelvas todo con la respuesta, pero me vendría muy bien una mirada imparcial. Desde ya, muchisimas gracias.

Querida G:
Tremendo lío que tienes con este chico. Entiendo que sois muy jóvenes, ambos ¿me equivoco? Creo que no.
Vamos a ver, que no me aclaro mucho con el asunto, ¿tú vas a volver a España en algún momento o no? ¿Y él, piensa ir a Argentina a verte? Porque os andáis montando una historia entre platónica y virtualsex un poco mucho condenada al fracaso.
Ahora mismo, y perdona que sea tan franca, eres su canal privado (y él el tuyo, ojo) de youporn. Es todo súper conveniente: es por internet, es a distancia, no son unos “cuernos” reales… Fíjate que ni cuando estabas aquí hubo nada en modo real. A mí me parece, cuando menos, extraño.
No pongo en duda ni tus sentimientos ni los de él, solo creo que si os hubiérais acostado antes de que te fueras, ahora no estaríamos hablando de esto.
No obstante, siempre os planteo la misma pregunta: ¿te hace feliz esta situación o no? Contéstate con sinceridad a ti misma, y no necesitarás consejos, ni míos ni de nadie.
Besos

[M, email] Hola Pepa!!!
Mi nombre es M, tengo 41 años, dos hijos en plena adolescencia y hace un año me separé después de 18 años de matrimonio intenso!!!!
Resumiendo… hace unos 3 meses aprox. conocí a través de Tinder, a un hombre que en un principio no me atrajo mucho, pero que actualmente me tiene loca….
Todo es muy complicado, vive en París, yo en Barcelona…. tiene a sus hijos en su país… no hablamos el mismo idioma.. chapurreo el inglés, pero de momento el idioma no es un problema….
El problema o lo que a mí me está volviendo loca es que el único contacto que tenemos es vía whatsapp… nos es más fácil escribirnos que hablarnos…. su actitud hacia mi es de interés pero a veces… puede estar 24 horas sin escribir….. y de repente… me escribe cosas súper bonitas.. cómo si no hubieran pasado 24 horas… tengo que decirte que soy un poco obsesiva…. pero en este caso… creo que no pido tanto..no?
A veces pienso que tiene otra chica… pero he estado en su casa.. en París 4 veces…. no sé…. empiezo a desesperar…..
Gracias Pepa!!!!!

Hola, querida.
Eres una mujer adulta, vida hecha, hijos adultos ya… ¿qué esperas? ¿Qué quieres? ¿Quieres un novio o estás bien así, cada uno por su lado?
Yo creo, y mándame a la mierda si lo crees conveniente, que sí, que eres un poco obsesiva, y que debes dejar que las cosas vayan fluyendo.
Tres meses… tres meses es mucho y es un suspiro en mujeres de nuestra edad. Y ya has estado en su casa varias veces.
Nena, espera. No te agobies. No metas prisa. Deja que lo que tenga que salir salga.
Estás justo en el momento de disfrutar de lo que venga porque viene como un regalo, no porque “es lo que toca”.
Besos mil. Disfruta del verano, nena. No pienses tanto.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Sex on the beach

young couple having fun in the sea

Corre por las redes un vídeo de una pareja practicando sexo en medio de la calle en La Barceloneta. Más que practicar sexo yo diría que están realizando algún tipo de postura de yoga, porque la muchacha está más cerca del pino-puente (o el colapso cervical, que me duele solo mirarla) que de llegar al orgasmo. Pura demostración de “hoy se nos ha calentado el hocico por demás, y nos cabe todo”, literalmente.

Hombre, por dios.. que no sois adolescentes, que es la única época de la vida en la que se te pira tanto la cabeza (y tienes tan poco dinero) que eres capaz de las mayores tonterías.

El verano es muy dado a este tipo de excesos. Tenemos mitificado el numerito de Burt Lancaster y Deborah Kerr en De aquí a la eternidad, y nos venimos arriba después de dos tequilas, sin prever lo incómodo y poco satisfactorio que va a ser.

Pero el sexo en la playa no es solo el nombre de un cóctel, es una práctica que, si te pilla la autoridad competente, te cae un paquete de muy señor mío. Que te tengas que ir corriendo del país (como les pasó a las chicas de Sexo en Nueva York por culpa de Samantha y sus aventuras), puede ser casi lo de menos.

Los chicos de HOMETOGO se han currado una preciosa infografía de lo que cuesta un Sex on the beach (el cóctel) en algunas playas de Europa, y lo que cuesta que te pillen practicando el sex on the beach.

Sinceramente, creo que sale más baratito pillarse una habitación de hotel ¿no creéis?

INFOGRAFÍA: HOMETOGO

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest