Un fantasma del pasado ataca de nuevo

Caucasian woman with pink hair and tattoos using cell phone on urban rooftop

A veces me cuesta mucho encontrar algo que contaros que no haya dicho antes. Pero la vida misma me salta a la cara para darme carrete sin fin. Cuando creo que no me va a pasar nada novedoso, ZASCA.

Llevo una temporada en modo #flipo, pero es que me pasa cada cosa… que lo cuento y os creéis que me lo estoy inventando.

Hace algo menos de un año os confesé que empecé a escribir este blog un poco por hacer terapia, por contar las cosas que me pasaban en Tinder, y con las que tanto alucinaba.

Os fui contando mis historias, una detrás de otra. No sé si sois seguidoras desde el principio o recientes, pero ya os adelanto que ha aparecido un fantasma del pasado: el Amante Interruptus.

De hecho iba a titular este post “El Pajillero siempre llama dos veces”, pero me ha parecido un poquito fuerte para el bienestar de mi jefe (un besito, Mario).

Si sois nuevas os resumo: cuando empecé con Tinder (dos años, cómo pasa el tiempo), ligué con un tipo bastante normalito (las razones las expuse AQUÍ), que me salió MUY RANA. No porque el hombre lo pareciera en un principio, sino porque (sospecho) o estaba a por todas o se hizo caquita encima cuando al fin tuvo la oportunidad de consumar conmigo. El caso es que me estuvo mareando para nada. Pero bueno, de todo se aprende, y yo soy muy lista.

Verano. Vacaciones escolares. Divorcio. El niño un mes con cada padre, y yo estoy en MI mes de madre divorciada y sin obligaciones. Mi hijo está con sus abuelos paternos, así que para poder hablar con él y verle la cara, he instalado Skype en el móvil. Todo bien hasta que hoy veo una solicitud de contacto. “¿Quién es este?” ¡BINGO! El Pajillero.

Estupor. Incredulidad. ¿Por qué?

En su día le borré de Tinder y su número de teléfono de mi móvil. No quería saber más de él. Obviamente, no he aceptado la solicitud. Porque, a ver, sopesemos los muy previsibles motivos de semejante despropósito:
A) le ha saltado el nombre de una tía y le ha dado a añadir sin pensar,
B) creo recordar que normalmente en agosto viene a ver a la familia por vacaciones, me ha visto y ha pensado “el NO ya lo tengo”,
C) quiere disculparse por la GRAN CAGADA después de dos años (DOS AÑOS) porque claro, no le ha aparecido como sugerencia mi perfil en Facebook las mismas doscientas veces que el suyo a mí. Se ve que no ha tenido tiempo ni ganas, hasta hoy.

Nunca lo tuve por muy listo, de hecho siempre le encontré justito de inteligencia, pero que de verdad, de verdad, se piense que soy tonta del culo… eso me jode un montón. Hay que tener los huevos muy gordos o no conocerme el carácter en absoluto.

En la bronca que le eché por guasap hace dos años le dije que no sabía con qué clase de mujeres se relacionaba, pero que desde luego a mí no se me trataba así. Esto me lo confirma. Este rollo pasivo-agresivo de llegar con las orejas gachas, pero que en realidad te está diciendo: no eres nada, creo que eres un coño nada más, sin capacidad de reacción, autoestima o dignidad, que te digo “holi” después de dos años y tú saltas con las bragas en la mano. Mira, cari, no eres tan guapo para ser tan tonto. De hecho NO eres guapo. Tonto sí ¿eh? eso no te lo discuto.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

15 comentarios en “Un fantasma del pasado ataca de nuevo

    1. Hola. Bueno, sin pasarmeee… hay veces que me llaman al orden, por campechana. Se hace lo que se puede.
      Un beso.

    1. Hombreeeeeee… ya ves… Que siempre me decía el pavo “es que eres mucho para mí”. Sí, hijo, muchísimo. Y ahora, inalcanzable.
      Un beso, amora

  1. Hagámosle budú (que no Badoo) a ver si le pica una medusa maja este verano! Besos guapa y a disfrutar de las vacaciones

    1. En Badoo tenía un perfil también el muchacho… Pero es que, por refrescar la memoria, entré en su perfil de FB, y dije “hija, te lo buscaste random random de cojones ¿eh?”. No sé, se pensará que su polla es el Alcázar de Segovia o algo…
      En fin.
      Un beso, guapa

  2. Pepa, me suele pasar lo que relatas aquí. Cuando ha pasado un tiempo relativamente largo( llamémosle un año o meses) aparece un antiguo “amigo” con el inocente ánimo de saludarte, de ver cómo te va la vida y de camino tantear si hay agua en la piscina. También me pregunto si están tan aburridos para tirar de chorboagenda cuando quedó cristalino que no quería saber nada de ellos y no hemos vuelto a tener contacto. Por un lado pienso que no tienen dignidad y por otro me cabrea que ellos piensen que la que no la tengo soy yo,que creen que me va a hacer una ilusión tremenda saber de ellos después de este tiempo y como dices voy a saltar con las bragas en la mano. Vivir para ver!

    1. Hola, Esperanza. ¡Ay, la chorboagenda! No sé por qué será que yo nunca he tenido la chorboagenda. Es que soy MUY de pasar página, infinitamente más que de repetir. Pero hay quien piensa que las relaciones son como el fondo de armario: que siempre están ahí para solucionarte el problema.
      No te confundas: como dice aquí el amigo Javier, algunos piensan que en la guerra todo agujero es trinchera. La dignidad no saben ni lo que es.
      Un besazo, reina

  3. Hola Pepa,
    Como ya debes saber, siempre hay 2 caras de una misma moneda, y vaya por delante que no es ni mucho menos por vosotras, mis afines masculinos son de la idea de que en la guerra cualquier agujero es trinchera…
    Lo cual os supone una retahíla de pesados dispuestos a probar suerte de nuevo… nada más lejos, si en su momento no fue , tuvo su razón de ser, así que agua que no has de beber… déjala correr…
    En mi caso me encuentro en esa encrucijada en la que, con una inmerecida fama de Romeo golfo y cierra bares, que a santo de vete tu a saber porque las habladurías… no sabes como decir que no, a esa chica que le brillan los ojos con tu sola apariencia por el local…
    Y parece ser que un NO masculino es peor que un “No hay huevos!” para una fémina, “que eres un tío coño! Que no está en tu genética el decir que no!!”
    Yo es que la genética la estudié en naturales, y lo que me falta contigo es química, física y 3 gin tonics de Hendricks …

    Así que gracias, pero no, gracias…

    Ante todo educación. ..

    Saludos y besos

    1. Querido Javier:
      No sé si has leído el enlace al post primigenio en el que se explica la historia con exactitud. Te conmino a que le des al link y lo leas, y verás que mi enfado está más que justificado.

      Sabe dios que a mí me han dicho “no” no una, sino un montón de veces, y bueno, jode, pero no puedo gustarle a todo el mundo (también sería una aburrición). En ese sentido tengo el ego MUY en mi sitio.

      Respecto a este individuo, al que tenía completamente olvidado hasta que ha vuelto a tocar las narices, no entiendo sus motivos. Porque ha podido llamarme, escribirme, pedirme amistad en Facebook… mil cosas en dos años (repito que son dos años), pero ha elegido hacerlo ahora, cuando probablemente vuelve a Madrid por vacaciones… Mira, que yo qué sé, llámame susceptible, pero me resulta ofensivo que me tome por tonta, en serio. Es lo que me enerva. Yo soy más de echarle valentía a las cosas. Y si te han mandado a la mierda, oye, pues te jodes y ya, ¿no?

      (doy gracias por tener un lector masculino fiel y comentarista, que lo sepas

    1. No sé si darte las gracias por leerme o por que me llames “chica”, a mis años… jajajajaja. Un beso
      Pepa

  4. Las personas deberíamos tener eso que llaman dignidad para no hacer el idiota, que luego lo eres con una artista que tiene un blog y te convierte en el idiota del verano. Aunque por lógica, seguro que no se dará ni cuenta, aunque sepa leer.
    Sigues siendo un interés leerte.

    Saludos.

    1. Gracias por lo de artista, Ricardo, y por leerme.
      La dignidad debería venir de serie, pero me da que la que no tiene él tampoco me la adjudica a mí… En fin, tontacos de la vida.
      Un beso.
      Pepa.

  5. Buffff de estos yo tengo unos cuantos en el haber, debe ser que cuando empieza la sequia, tiran de agenda o yo que se… hay que ser muuuuuu cazurro. De hecho a uno al que mande a pastar rapidin en cuanto vi un comentario fuera de lugar y bastante ofensivo, y de ponerle los puntos sobre las I, se atrevio meses despues a contactar conmigo via Snapchat, y su frase no tiene precio ” Hola Maria, quizas me odies por mi comportamiento de la ultima vez…” (BORRANDOOOO) y bloqueando! hay que ser tontaco macho!
    Maemia, si mi hermana tiene razon, el que se va sin despedirse, vuelve sin avisar! Les cuesta, les cuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 3 = tres