Pregúntale a Pepa (II)

Woman writing her dairy.

Si llego a saber que teníais tanta necesidad de contarle a alguien vuestros problemas, os prometo que hubiera abierto mucho antes este espacio.

Por ahí me han llamado “gurú” y la verdad es que me importa bastante poco (vamos, no me importa nada), que me digan que no soy NADIE para dar consejos, porque tienen toda la razón, no soy NADIE, pero si depositáis tanta confianza en mí como para contarme vuestros problemas, lo mínimo que puedo hacer es responderos cómo lo veo yo. Que me hagáis caso o no es cosa vuestra. Yo soy solo el espejo donde veros, el Pepito Grillo que el 99% por ciento de las veces os ratifica TODO lo que os está diciendo vuestro entorno (haced caso a vuestra amiga de toda la vida, a vuestro hermano, a vuestra madre…), y a veces lo que vosotras mismas pensáis.

Repetida una vez más esta declaración de principios, vamos con el consultorio (me siento un poco Elena Francis):

  • [Ana] Hola, Pepa. Mi novio dice que el día que nos vayamos a vivir juntos quiere que sea inolvidable. Me lo repite una y otra vez, porque dice que ese día mi culo va a dejar de ser virgen. Yo estoy asustada. No sé si quiero. ¿Tú qué harías?. Gracias.
    Hola, Ana, que novio “tan majete” tienes (nótese la ironía). No sé por qué me suena de algo esta película, jajajaja. Sinceramente, no sé qué obsesión tienen algunos con el sexo anal. Ojo, que no estoy en contra EN ABSOLUTO, pero creo que tiene que ser una cosa consensuada, como TODO en el sexo.
    El sexo anal es algo complicado, no a todo el mundo le gusta, y si no se hace bien el que “recibe” siente de todo menos placer. Y te digo una cosa, aguantar solo por darle el capricho a tu novio, a la larga os traerá problemas.
    Podríais empezar por caricias y juegos. Hay juguetes eróticos específicos para esta zona, más pequeños y estrechos que un consolador “normal” (si tu novio la tiene muy grande, yo me lo pensaría mucho). Pero si no estás cómoda, si no estás relajada, si no estás segura, va a ser doloroso, eso te lo puedo prometer.
    Y si no te sientes bien con ello, no lo hagas. Si él te quiere de veras, lo va a entender.
  • [ROSAG] …podrías recomendar libros eróticos?. Creo que me vendrían muy bien, y a muchos también. Saludos grandes Pepa.
    Querida Rosa. No soy especialmente aficionada a la novela erótica, bueno, miento, fui muy aficionada en mi juventud a la novela erótica gráfica, “El click” de Milo Manara formó parte de mi educación sexual.
    Si no has leído “El Amante”, de Marguerite Duras, deberías hacerlo, es un clásico excelente. Otro clásico es “Delta de Venus”, de Anaïs Nin. También tenemos “Mi tío Oswald”, un cuento de Roald Dahl. Más reciente tenemos “Las lecciones peligrosas”, de Alissa Nutting, aunque este en concreto trata un tema controvertido, digamos que el argumento es un poco la “Lolita” de Nabokov, pero a la inversa (tampoco te lo quiero destripar).
    El erotismo es algo muy personal, y a mí, la verdad, no muchas novelas eróticas me parecen realmente eróticas. NI SE TE OCURRA leerte “50 sombras de Grey”, porque es una auténtica bazofia.
    Pero mira, para reirte (la risa y el sexo liberan endorfinas), te recomiendo que leas “Cómo ser mujer”, de Caitlin Moran. Ahí la risa está asegurada.
  • [Sara] Hola. No sé cómo contarlo sin que resulte ordinario, pero a ver… mi novio lo come fatal. Tuvo una novia antes de mí que le decía que lo hacía estupendamente, pero yo creo que mentía como una perra. He estado con otros chicos, y algunos mejor que otros, pero es que él lo hace mal muy mal, a veces hasta me hace daño. Alguna vez se lo he insinuado y se ha puesto como loco. ¿Qué hago?.
    ¡Menudo problemón tienes, amiga! No sólo te enfrentas a una “mala ejecución”, también al “fantasma de la novia pasada”. Ufff, es que no sé qué decirte, excepto que se lo cuentes, con delicadeza, pero no te lo calles. Dile que no todos somos iguales, ni nos gustan las mismas cosas. Ofrécete a guiarle en lo que te gusta y lo que no, que verá que así disfrutaréis los dos, que encajar no es fácil. Y si no te hace caso, tienes dos opciones: o cambias de novio o que no te lo haga más. Pero más vale una colorá que cien amarillas. No te cortes y díselo.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 comentarios en “Pregúntale a Pepa (II)

  1. Muchas gracias por tus recomendaciones, he tomado nota.
    No he sido aficionada a la novela erótica, aunque si alguna vez he tenido una en mis manos, la he leído con mucha dedicación. Bueno más que erótica, creo que era romántica con algún “detalle”.
    Y déjame decirte Pepa, que respondas lo que creas o pienses, si te vomitamos nuestras penas, que menos que nos contestes lo que te parezca.
    Como podemos pretender que nos digas a cada uno lo que queremos oír ?, yo desde luego ni lo hago ni lo espero.
    Que postura más cómoda y egoísta sería, no?
    Estoy encantada con tus respuestas, las que me valen me las quedo, las que no las leo y las recuerdo.

  2. Hola Pepa,

    Mi dilema de hoy: “Por qué los hombres solo hablan de sexo?”

    Típico topico donde los halla, que haberlos hay los…
    Como el de porqué las mujeres van de 2 en 2 al lavabo, no hay lavabos impares? Porque les duele la cabeza día si y día también a la hora… de siempre… Pero están perfectamente cuerdas para soportar 5 horas de programa absurdo de marujas compulsivo…
    Esto me hace recapacitar en que los hombres somos de Marte y las mujeres de Venus…. Y quien fue el gilipollas que dedicó mezclarnos?
    Ellas se conocen mejor y saben como tocarse mejor…
    Ellos se conocen de p.m. y se hacen las cosas mejor que una tía. ..
    Nosotros hablamos de sexo? Ellas también…
    A nosotros nos vale todo…. a ellas solo si esta en la lista de deseos de estandard, alto, guapo, inteligente, cariñoso, casero, macarra, con su tono chulesco, que vaya de sobrao pero sin pasarse, con tattoos y sin tattoos, con piercings y sin piercings… Con carrera y sin carrera, con cochazo y en bicicleta… concluyendo con un “te quiero pero como a un hermano, o mi mejor amigo… (Friendzone, pagafantas..)

    Yo creo que hablamos siempre de lo mismo porque es lo único que tenemos claro, menos los fuera de juego, que ahí no ni Dios que se aclare…

    Ah si se me olvidaba, nunca he dicho que no me fuera a casar, y me he juntado con 3 proposiciones de matrimonio de 3 féminas, y no se que hacer??
    Porque viendo el panorama… estoy por liarme con mi profesor de padel, que al menos se que maneja bien la raqueta…

    Saludos y besos

    1. Hola, Javier. Te respondo en el consultorio ¿vale?. La respuesta a tu dilema, bueno, mi opinión sobre él, es larga y complicada, porque tengo algunos “peros”.
      A lo único que te puedo responder es a lo de las propuestas de matrimonio: ¡huye, insensato!
      Fdo. Novia a la Fuga Reincidente, aka Pepa Marcos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− ocho = 1