Pregúntale a Pepa (XIV)

Woman writing her dairy.

[M, email Hola Pepa: No se como comenzar,  hace dos años inicie una relación super linda, la cual duro un año y medio, por motivo de inseguridades, osea celos y ciertos mensajes, terminamos, después de casi un año de separarnos y no volver a mandarnos ni siquiera un mensaje,él  regresa buscándome diciendo que quiere que seamos los mejores amigos, hemos seguido en contacto mediante mensajes y llamadas, a veces cuando esta ebrio me llama y me dice que me ama, al día siguiente se muestra distante y me dice seamos amigos, no sé que hacer quiero dejar de estar en contacto con él por que aún me duele, pero no puedo, que hago ?

Querida M:
¿Estás segura de que quieres andar con un tipo que solo se acuerda de ti cuando está borracho? porque vaya desgracia de vida te espera, mi niña.
Te va a seguir doliendo si no cortas tú la cuerda, porque tú estás aún enamorada, y él quiere que “seáis amigos”. No vais a ser amigos, y lo sabes. Así que deja de sufrir, que en esta vida estamos solo un rato, como para andar desperdiciando el tiempo.
Corta la historia, hazme caso.
Un beso enorme, niña.

[M, email] Hola Pepa,
Soy M , tengo 27 años y te escribo desde Perú .
Estoy tan entusiasmada con esto del tinder que se lo cuento a todo el mundo, pero necesito una opinión del alguien mas.
Estoy soltera hace un año termine una relación de 11 años con mi ex , buen en fin , hace exactamente un mes salí con un grupo de amigos a la playa , note que dos de ellos estaban super pegados con el tinder , me llamo la atención y decidí descargarlo , mientras entendía como funcionaba di un par de likes , a los 15 o 20 minutos me entro un mensaje y era el susodicho , empezamos hablar muchísimo esa tarde , me pregunto que haría y bueno yo estaba en la playa así que iría a una de las discotecas del lugar , la conversación fluyo como si nos conociéramos de antes me contó varias cosas que yo no contaría tan rápido en fin salí a divertirme y me olvide del tema.
Al día siguiente me volvió a escribir para preguntarme que tal la noche , le conté , y bueno ahí quedo la conversación , hasta que me agrego al facebook e instagram ese mismo día en la noche y empezamos hablar por el fb chat , luego de un par de días hablando por fb , le dije que mejor habláramos por whatsapp , me dio su numero y seguimos así hasta el día de hoy que ya se cumplió un mes , hablamos todos pero todos los días.Me contó que no tiene novia hace 3 años y me ha contado también varias cosas personales.
Pero lo que me rompe la cabeza es por que no me dice para quedar y salir la verdad es que después de este mes hablando mandándonos audios contándonos cosas etc , he empezado a sentir cosas , me siento bien hablando con el creo que me gusta , pero por que demonios no da el siguiente paso , si no le interesara de repente ya no hablaría conmigo ? , no se estoy confundida , y he decidido decirle para quedar , sera lo correcto ? o pensara que soy muy rápida no se , necesito un consejo.
Espero me puedas dar un consejito.
saludos , 

Querida M:

Te cuento. La inmensa mayoría de personas que juegan con Tinder lo hacen con el propósito de conocer físicamente a alguien, casi siempre para tener sexo, y en algunas ocasiones, pocas, para encontrar el amor.
Desde luego para tener una bonita amistad de chat no.
Personalmente, esa prisa por añadirte a IG, a Facebook, etc, me da un poco de repelús, porque alguien a quien no conoces de nada (por más cosas que te haya contado, estas pueden ser verdad o no, no te fíes de nadie), de repente tiene acceso a tus amistades, tus movimientos, en fin, tu vida. No abras las puerta tan pronto, niña, que puede entrar algún bicho.
No obstante, si quieres conocerle en persona, díselo, pregúntale si no quiere conocerte. Si empieza con excusas, una tras otra, te digo que no es trigo limpio, algo pasa.
En estos juegos se trata de descubrir lo más posible del otro antes de dejarle entrar. Las sorpresas no siempre son agradables, y hay mucho mentiroso y algún que otro loco por ahí.
Si quedas con alguien, siempre en un sitio público, de donde te puedas marchar sin peligro, y, por supuesto, ten informado a alguien (hermanos, amigos) de dónde y con quién vas a quedar, a qué hora vas a llamar para asegurar que todo va bien, etc.
La idea es que te diviertas sin correr riesgos, mi niña.
Espero haberte servido de ayuda.
Un beso enorme.

[C, email] Buenas tardes Pepa,
Ante todo darte la enhorabuena por tu blog, he de decirte que me requetechifla y que soy una fiel seguidora.
Mi vida en el terreno amoroso es un caos y si no lo es ya me busco yo que lo sea. Llevo años sin tener una relación estable porque no se ha dado la oportunidad, pienso yo. He conocido chicos pero sólo van a lo que van…En septiembre del año pasado si conocí a un chico con el que empece una relación a distancia pero no cuajó. Nos llevamos muy bien pero nada.
Tengo 32 años y ya es que pienso que me voy a quedar soltera para los restos….Pero tampoco me importa quedarme soltera, es más, es que hasta me gusta. Estoy demasiado agusto jaja.
Pero aquí viene el bombazo….En diciembre del año pasado me reencontré con un antiguo compañero de trabajo y ese mismo día que nos reencontramos él quiso besarme, tal…Pero yo le dí la espalda por una razón de peso ya que está casado y tiene una niña de unos 3 años ( un cabronazo autentico vaya).
Desde ese día nos escribíamos mucho, tal….y durante un mes estuvo dándome el coñazo para quedar y yo no quise.
Llegó Febrero…..y tras muchos cafes, ahí tuvimos nuestros encuentros fogosos en su oficina. Las primeras veces me sentía super mal, sucia y no se qué cosas más…Pero hasta el día de hoy hemos seguido teniendo nuestros encuentros…pero mi cabeza unos días dice que lo estoy haciendo fatal y otros que el casado es él, no yo y que por disfrutar no pasa nada.
Pero yo ahora tengo un jaleo monumental porque ahora no me besa como al principio, ahora es más cariñoso y no se, he notado cambio de las primeras veces hasta ahora.
Yo se lo que hay, se que él no va a dejar a su mujer y que probablemente no soy ni la única ni la última pero no se como desengancharme. A mí me gusta, hay muchísima atracción pero no estoy enamorada (de momento….).
Intenté bloquearlo en WhatsApp pero aun así me seguía escribiendo sms.
Yo siempre he criticado esto y ahora me veo envuelta y no se como afrontarlo ahora……
¿Qué se hace en estos casos Pepa?
A ver si me puedes iluminar un poco,
Gracias!!

Hola, C. Hija, muchas gracias por los piropos, me hace muchisima ilusión cuando me contáis que me leéis. Snifff.
Vayamos por partes:
1) “soltera y contenta de estarlo”. Bien, perfecto, esa es la actitud.
2) menudo marronaco el casado, querida.
Es un lío de manual. Sé que esto que te estoy contando no te ayuda en absoluto, pero no puede ser más cliché: casado y con una hija pequeña. Te sientes mal porque sabes que no es una historia limpia, que luego él vuelve a su casita con su mujer y tú te quedas con el runrún.
Puedes bloquear sus llamadas, no solo en whatsapp. Si tienes un teléfono Android, pulsa el icono de la llamada. En algunos teléfonos aparecen tres puntitos, en otros el icono de las tres rayitas de menú abajo a la derecha. Pulsas y te aparecen una serie de opciones: pulsa “Filtro de acoso”. Ahí aparecerá “Mensajes”, “Llamadas” y “Lista negra”. Añade su número en la lista negra (tienes que tener activada la opción de “flitro de acoso” según “regla” y en “regla” que aparezca por “lista negra”). Te mando unos pantallazos por si no te aclaras.

Ya te he enseñado cómo bloquearle del todo. Ahora depende de ti, si quieres hacerlo o no. Y a mí me da en la nariz que no tienes ninguna gana de bloquearle.
Veo que al final te vas a colgar de él, que está ahí tan pichi, su amante para cuando se tercia y su mujercita y su niña en casa. Lo tiene todo, el ladrón.
Me duele la boca de deciros que los casados son UN MARRÓN, pero no me hacéis caso. Sé que el patio está fatal, pero nena, ¿a qué meterse en un taxi ocupado cuando hay tantos libres?
Creo que no te he ayudado en más que en enseñarte cómo bloquearle del todo… pero por algo se empieza. La decisión, como ya te he dicho antes, es tuya.
Un beso enorme.

[C, email] Hola Pepa, me encontré hace unas semanas el blog y es un sitio genial, te escribo desde muy lejos para pedirte un consejo, la historia esta así:
Tengo 22 años recién cumplidos, cuando tenía 17 años conocí al chico que se convertiría en mi primer amor, al inicio yo no quería iniciar nada porque ambos tomaríamos rumbos distintos por la universidad, pero amor es amor y no me detuve hasta que el se marchó, le pedí a secas que cuando conociera a alguien importante me lo contase y lo hizo, me destrozó el corazón, pero valoro su honestidad a pesar de todo,  añade a todo esto que es guitarrista (estudia en un conservatorio), ahora no puedo escuchar una guitarra sin recordarle, han pasado años y aún seguimos en contacto, volverá a dar un concierto a la ciudad donde vivo, me invitó  y decidí ir a verlo,solo nos hablamos en ocasiones especiales como cumpleaños, navidades , inicios de año, y alguna que otra vez ocasionalmente,  te pido que me ayudes pues después que el se fue yo no he tenido a nadie más, y  he salido con algunos otros pero nadie ha logrado engancharme, no se si soy yo la que no se deja, o de verdad debo esperar a que llegue el indicado, ¿Está bien que vaya al concierto? ¿En mi lugar, que harías?, ¡saludos Pepa!, te leo siempre.

Hola, C.
Muchas gracias por leerme, me emociona cada vez que me lo decís.
Respecto a tu duda, te diré que yo sí iría al concierto. Si le ves lo mismo desmitificas ese recuerdo que tienes de él (solemos quedarnos colgados del recuerdo de la persona, más que de la relación que tuvimos en realidad), y además es probable que si tiene pareja, también acuda al concierto, que le acompañe. Sí ya sé que eso te rompería nuevamente el corazón, pero es más fácil arreglar un corazón roto que uno que aún sigue enamorado sin ser correspondido. Lo que está claro es que después de tantos años él te ve como una amiga entrañable y tú le sigues viendo como tu primer amor. El recuerdo es bonito, pero es eso, solo un recuerdo.
Eres muy joven, y el amor te va a llegar. No tengas prisa por enamorarte, pero tampoco te quedes encerrada. Sal con más chicos, no tiene nada de malo que te diviertas, que conozcas gente…
Un beso. Gracias de nuevo por leerme.

Hola Pepa!!
Me llamo María.
Lo primero, me encanta tu blog. Te sigo desde que descubrí que existias…
Hablas de temas muy interesantes desde sexo sin pudor hasta la importancia de que las mujeres  entendamos lo importante que es que nos sepamos valorar y hacernos valorar.
Nunca he sentido la necesidad de escribirte, al menos hasta hoy.
Me encantaría que me leyeras y, si es posible, que mi texto (al menos la parte de él que atañe al transfondo del asunto), lo pudieran leer las mujeres y hombres que te siguen en el blog, pero eso lo dejo a tu elección.
Primero he pensado en publicar mi indignación en mi muro de Fb, pero luego he preferido hacerlo aquí por múltiples razones que me ahorraré para no aburrirte.
Bien, ahí voy.
Soy mamá de mellizas de 7 años, divorciada desde hace 3 y con un papá,… llamémosle “papá visitador y tocapelotas profesional”, por ser generosa.
(Te diré que tengo mucha memoria y que lo que te voy a contar ha sucedido tal cual y con esas frases).
Hoy, después de un día duro y de estar 2 horas en el dentista, he ido a hacer la compra; afortunadamente sin niñas ya que hoy es día de visita.
Salgo del súper con un carro hasta los  topes, voy hacia el coche apartando el carro para que los coches que se iban pudieran pasar sin tener que esperase a que yo pasara (la mayoría de ellos me sonríen agradecidos y yo les devuelvo amablemente la sonrisa, satisfecha) y llego a mi coche.
Dejo el carro para que no moleste en un lateral y comienzo a cargar mi maletero. Me apercibo de que el coche de la plaza de al lado quiere salir y está haciendo maniobras para no tocar mi carro. Está pasando a un par de dedos de mi carro y, (horror!!), cometo la ¨torpeza” de gritar: ¨El carro”” y corro hacia él y lo aparto.  Como el Sr. que conduce el coche tiene la ventanilla subida, digo ” No se ha enterao” y ainssss,… ” Qué torpeza la mía”, lo he dicho en voz alta!! 😝
El Sr. baja la ventanilla, me mira con desprecio y con muy mala leche me dice ” Bonica, si que me he enterado y al carro no le iba a dar, un poquito más de educación” y yo le contesto: “lo siento, mi única intención era que no se hiciera un rascón en su coche”.
No contento con eso, mira el lateral de mi coche y me suelta : ¨No soy yo el que lleva un rascón ” y ahí si que noooooo!!
Total que le digo, disculpe caballero, a ud que da lecciones de educación, me permito a mi misma perder mi tiempo para  decirle que:
Afortunadamente, no tengo la misma educación que ud.
Yo, he cometido un “error”, ser impulsiva e interpretar que podía no controlar lo suficiente para esquivar  mi carro, pero los suyos han sido múltiples y, para resumir, lo dejaré en 3:
1.- Suponer que por el hecho de ser un hombre, está seguro de que conduce mejor que yo.
2- Suponer que el coche es mío y el rascón se lo he hecho yo (esto me pasa a menudo, ya es una costumbre)
y el más importante:
Llamarme “bonica”!!!!. Ni le conozco a ud. de nada, ni  le he dado permiso para que en vez de sra o de ud, se refiera a mi con ese término.
Y, finalmente, le he dicho: es obvio que no tengo la misma educación que ud, porque yo hubiera bajado la ventanilla para decirle:
“Gracias, está controlado” y le hubiera sonreído.
Se ha callado y se ha ha ido.
¿Qué por qué me indigna tanto?
Esta claro que en la terreta , decimos bonica/o, tete y mil cosas cariñosas a casi cualquiera, peroooo, este sr. me está hablando de mi falta de educación,  cuando ha sido un grosero y todo su comportamiento denota un puntillo de machito herido en su orgullo deconductor experimentado que echa pa´ tras.
Y, al respecto, he de añadir que molesta más cuando:
Nunca se hubiera comportado así con un hombre!!!
Tengo 42 años, estoy de muy buen ver,  hice una carrera universitaria, leo mucho y muy variado , tengo una carrera profesional currada a pulso con mucho sacrificio en la que, ahora no, pero cuando empecé, debía demostrar más que ningún hombre mi valía y no sólo en el trabajo, también en casa a mi propio padre toda la vida  (soy la pequeña de tres hermanos, yo la única chica y no por ello más protegida y querida, sino todo lo contrario -con el apunte de después lo entenderás-), e intento día a día cultivar la paciencia y mi mundo interior para crecer como persona (no siempre lo consigo , jijiji).
Además,  no sólo tengo el permiso de conducir más de 20 años , nunca he tenido un accidente (y he esquivado muchos) y el único parte que he hecho en mi vida ha sido un golpe que me dio una chica por despiste y por detrás, estando yo parada en un semáforo en rojo.
A mayor abundamiento (como dicen en sus sentencias mis compis de curro) no sólo dispongo del permiso B, sino que también me saque el A2, y el C+E (aquí es donde te explico que me lo saqué porque estaba hasta los… de que mis hermanos los tuvieran y María no  a ojos de su padre y bien sabe Dios que lo más probable es que no los use nunca), pero, he de decir que estoy bien contenta de haberlo hecho, porque me los saqué en tiempo récord y dí en las narices a más de uno y porque mi profesor de prácticas era un Dios!!,  Ufff, Qué hombre!! Entonces yo tenía 40, él 36 y vaya tela, no sólo tuvimos un rollo superbonito y disfrute como una enana sexualmente, siino que, me hizo darme cuenta de lo buena que estaba y que debía valorarme más y… lo mejor:
Hoy en día no necesitaría sacarme el carné de trailer ni que un tío bueno me echara los trastos para confiar en mi misma y saber que puedo hacer todo lo que me proponga.
Aún así, lo de hoy me ha servido para entender aún más que las mujeres nos pasamos la vida “dejando pasar” actitudes y palabras  machistas, que cuando nos quejamos somos unas feminazis  feas que no nos depilamos  o frígidas y resentidas y que esto no va a cambiar mientras no nos concienciemos todos de educar a nuestros hijos en el feminismo, que no hay otra opción y que feminismo es igualdad y nada más.
Un abrazo enorme,
María

Querida María:
Me postro de hinojos, sinceramente. Ole tu coño moreno, querida. Eres de las mías, está claro.
Nos pasamos todo el santo día esquivando o, directamente, obviando todas estas actitudes.
Tú estás hasta el coño. Yo estoy hasta el coño. Pero tú y yo somos de la generación que de verdad ha dicho “hasta aquí”, aunque nos haya costado insultos, desprecios… lo más grande.
Pero ¿sabes lo que más miedo me da? Que las niñas de ahora están todavía más perdiditas que nosotras. Que les están vendiendo la moto de la liberación femenina, cuando tú y yo sabemos que es una falacia, que ahora no solo hay que luchar contra las actitudes machistas, sino contra las actitudes que obvian que siguen existiendo comportamientos sexistas en casi en todos los aspectos de la sociedad.
Este imbécil del aparcamiento. Tu jefe que pone a un tío a desarrollar un proyecto en tu departamento, cuando deberías haberlo hecho tú. El subnormal que centra la noticia en cómo iba vestida la mujer de George Clooney, en vez de a quién estaba defendiendo Amal Alamuddin (que tiene nombre, por cierto).
Esto es así, todo el rato.
Y seguiremos peleando, enfrentándonos a quien sea necesario, exponiendo esta vergüenza de la diferencia de trato por sexo.
Claro que voy a publicar tu arrebato, y mi respuesta también. Quizá tengamos suerte y removamos conciencias. Conciencias, a ser posible, sin género.
Un beso grande, querida.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 comentarios en “Pregúntale a Pepa (XIV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


dos + = 8