Pregúntale a Pepa (XV)

Woman writing her dairy.

[N, email] Hola Pepa: Buenas!
Antes de nada, queria darte la enhorabuena por el blog, ME ENCANTA! Desde que lo descubrí no he dejado de leerlo.
Bueno, más que consultar que hacer, quiero contar lo que me está pasando.
Llevo 6 años con mi novio, mas de 4 hemos estado separados fisicamente, trabajando cada uno en un pais diferente y viendonos una semana cada 3 meses… si cuadraba. Todo iba más o menos bien, hasta que decidimos casarnos… se acrecentaron los problemas, sobre todo por parte de su familia.
A finales de año, la cosa empezó a empeorar bastante. No puedo soportar que lo pisoteen lo tratan como un niño y él esté tan tranquilo y ni alce la voz. Le dije que necesitaba que se portara con un hombre y pusiera a los suyos en su sitio, me lo prometió por que se dió cuenta que lo tenian atado, y que cuando volviera de vacaciones a España trataria de solucionar los problemas.
A la vez que ocurria todo esto, estando mal la relacción, en una cena de empresa…apareció un compañero de trabajo, que lo habia dejado con su novia, pasamos unos dias geniales hasta que me mandaron a trabajar a otro país, en el mismo en el que estaba mi “novio”. Una vez en el nuevo destino,mi novio y yo veiamos más asiduamente, mejoró un poco la situación…hasta que le tocó irse de vacaciones a España y de todo lo prometido nada.
Al mes de llegar al país… también mandaron para el mismo centro de trabajo al compañero de la cena…que a su vez habia vuelto con su novia y se vinieron los 2.
Pues después de 2 meses de tonteos, mensajitos miraditas…ayer, en la oficina, en la sobremesa en la oficina ( estabamos solos) manteniendo una conversacion normal, me acabó besando.
Esta situación me está empezando a desbordar: Mi novio va a anteponer a su familia siempre, y no estoy dispuesta a tener ese lastre durante toda mi vida ( ver como lo bejan, lo desprecian, por descontado a mi también… y el no hace absolutamente nada), lo quiero mucho pero no me veo capaz de aguantar a mi familia política estoicamente, sin abrir la boca el resto de mi vida y por otro lado el compañero me encanta, pero también tiene lo suyo. Intento seguir el consejo de mis amigas y mi familia, HAZ LO QUE TE HAGA FELIZ.
Muchas gracias por “escucharme”.
Querida N.
Menudo partido a cuatro bandas tienes…
Relee el correo que me acabas de mandar y date cuenta tú sola del desastre que hay montado. Para resolver un desastre hay pasos que seguir: limpia, recoge, arregla.
Para limpiar tendrás que sentarte a ver si quieres seguir con ese novio de a ratos y poco implicado que tienes. ¿Lo quieres de veras? Sigue. ¿No lo quieres? Déjalo libre y a también.
Recoge. Estás a dos bandas (o más, si añades el trabajo y los traslados). Chica, repliégate. Tómate un tiempo de introspección y pensar qué es lo que quieres.
Arregla. Todo cambio necesita después de pequeños ajustes. Yo creo (así lo pienso) que a tu novio ya le diste boleto, aunque no oficialmente. Arregla tu vida primero antes de lanzarte a por tu compañero. Pero piensa que aunque tú te tires a la piscina, puede que él no lo haga. Así que sé una mujer madura y acepta los riesgos. Pero el que no arriesga no gana.
En esto estoy con tus amigos: haz lo que te haga feliz (aquí también vale “lo que no te haga infeliz”.
Besos mil, mi niña..

[M, email] Buenos días Pepa.
En primer lugar, darte la enhorabuena por el blog. Para mí tus post son como mandamientos, y se lo recomiendo a mis amigas.

Te escribo porque tengo un importante lío en la cabeza, y ya tengo aburridos a todos mis amigos…

Me presento, me llamo M y tengo 31 años. Tengo novio formal desde hace 9 años y cuatro meses. Llevamos viviendo juntos un año y medio. Nuestra relación ha tenido, como todas, un montón de altibajos, pero la convivencia nos va muy bien.

Empezamos bastante jóvenes, él con 21 y yo con 22. Como hace tres años llegó el dilema sobre si irnos a vivir juntos. Yo quería irme de casa de mis padres pero él compartía piso con su mejor amigo, y estaba cómodo. Me hice la dura y decidí irme a vivir sola con 28 años, a un pisito de una habitación, en mi ciudad. Esto provocó una crisis oculta entre nosotros que, aunque aparentemente estábamos bien, yo no estaba muy a gusto. En el fondo lo que yo quería era vivir con él. Nunca se lo dije abiertamente, puesto que no veía gran interés por su parte en venirse conmigo, y porque además me dijo que creía que me vendría bien vivir sola y que aún no estábamos preparados.

A la par de esto, conocí a otro chico, amigo de una amiga, y que vive en otra ciudad. El chico me encantaba desde el minuto cero, y traté por todos los medios de liarlo con mi mejor amiga, sin éxito (porque a él le gustaba yo). El resultado fue que, a raíz de varios viajes de trabajo a la ciudad donde él vive, acabé yo liándome con él. Estuvimos liándonos en varias ocasiones consecuencia de mis viajes de trabajo o sus viajes de placer a mi ciudad. Esto duró 8 meses en los que hubo 4 encuentros, aunque sí que mantuvimos el contacto mediante mensajes y llamadas. Mientras tanto, yo seguí con mi novio. Quería convencerme de que lo que había con el otro era pasajero, un capricho, de que no pasaba nada y que tenía que acabar con ello, porque al que quería de verdad era a mi novio. Aunque sé que me comporté como una absoluta zorra, lo pasé muy, muy mal. Le conté a varias de mis amigas lo que había pasado y me apoyaron muchísimo, a pesar que adoran a mi novio. Hablé un montón de veces con el otro chico diciéndole que no podíamos volver a vernos, que no llevaba a ninguna parte, blablablá… Él no me decía nada, así que yo pensé que tampoco le importaba mucho.Total que se terminó, aunque de vez en cuando nos mandábamos mensajes. Mi novio andaba con la mosca detrás de la oreja durante varios meses, y me pilló varios mensajes con él. Terminé confesándole que había tenido un lío con el otro, aunque no le conté toda la verdad. Tuvimos, como es de suponer el gran drama, en el que me dijo que me fuera de casa. Cuando estaba con la maleta en la puerta y el hotel reservado, se echó atrás y me dijo que no podía verme marchar. Me perdonó, y le prometí que cortaba con el otro. Le borré del móvil, de las redes sociales, y estuve un año sin hablar con él.

Los primeros meses de reconciliación con mi novio fueron durillos, pero lo fuimos superando. Él empezó a ser mucho más como yo quería que fuera en un principio: más atento, cariñoso… es el novio perfecto y estoy segura que sería un fantástico padre. Se porta muy bien con mi familia y con mis amigos, y me demuestra que me quiere muchísimo.

El caso es que justo un año después de la reconciliación, volví a retomar contacto con el otro chico por mensajes. Éste, durante todo este año, había venido de visita un montón de veces a mi ciudad, no sé muy bien si por mí, si por fastidiar, o porque realmente le gusta mucho venir. Yo no le vi en ninguna de esas ocasiones, aunque él quedaba con algunas de mis amigas de mi ciudad (se conocen y se caen bien). En esas ocasiones, yo desaparecía o no salía para no encontrarme con él.

El caso es que a raíz de su última visita a mi ciudad, volvimos a mandarnos algún mensaje, y llevamos así dos semanas. Me confesó que me quería y que me echaba mucho de menos. Total que cuando yo ya estaba tranquila y pensaba que tenía todo claro, parece que tengo una puta recaída y me estoy volviendo a plantear si estoy enamorada o no de mi novio. Me estoy planteando si realmente me gusta de verdad el otro, porque si no es así, ¿por qué coño hablo con él? Luego me siento fatal, porque aunque NI SE ME PASA POR LA CABEZA volver a liarme con él, joder, por qué le hablo? Sí que es verdad que le echo de menos y me acuerdo muchas veces de él (ahora no tanto como antes, pero al principio tras estallar todo, sí). No puedo seguir así, tengo que tomar una decisión. Ya ni siquiera le cuento este último capítulo a nadie porque mis amigos tienen que estar aburridos de esta historia, y yo también de oírme a mí misma.

¿Tú cómo lo ves? ¿Debo olvidarme de una vez de la otra historia y centrarme en mi vida y madurar? ¿Estaré enamorada del otro y tengo que irme de casa? Por favor, no omitas insultos, sé que soy una auténtica cabrona, infantil y egoísta. Si lo que necesito es terapia de choque, no te cortes.

Muchas gracias, y nunca cambies.

P.D.: disculpa los tacos…

Querida M.
Gracias por leerme y por confiar en mí.
Menudo jardín en el que te has metido, y te has metido tú solita, sin que nadie te haya empujado.

Desde el borde de la piscina se nada muy bien, pero te voy a contar cómo lo veo yo. Tú a tu novio le quieres, eso no lo pongo en duda, pero querer es una cosa y enamorarse es otra. El que te hace saltar las alarmas es “el otro”.

Que tu comportamiento es infantil e inmaduro es obvio, y toda la historia gira en torno de, digámoslo claro, tu necesidad de que todo se desarrolle como tú tienes previsto en tus planes. Me parece que eres alguien que necesita y demanda mucha atención (ojo, que lo mismo me equivoco. Si es así, te pido disculpas).

¿Cómo volviste a contactar con el otro? ¿Le escribiste tú o lo hizo él? Apuesto a que tu novio no tiene ni idea de que volvéis a hablar. Si fuese una relación de amistad honesta, si estuvieras totalmente segura de que no hay nada más, se lo habrías dicho, pero de la que menos segura estás es de ti misma. No sé si porque crees estar colgada del otro o porque crees que te vas a quedar sin novio.

En todo caso, es injusto e inmaduro que estés jugando así. Por dios, que tienes 31 años, no 20, sé valiente y decídete de una puta vez por uno o por otro. Si te quedas, corta con el otro para siempre. Pero si estás enamorada del otro, sé honesta con tu novio y no le engañes más. No creo que se lo merezca, porque nadie se lo merece.

Un beso, nena. Sé una mujer adulta.
Pepa

Pd (los insultos son el recurso de la gente sin argumentos. Y sospecho que ya te autofustigas bastante tú solita).

[A, email] Hola!! Me acabo de topar con tu blog y me ha encantado! Me has alegrado el día de oficina!

Aquí va mi “dilema” sentimental; Me mudé hace 1 año y medio a Inglaterra, al par de semanas conocí a un chico y desde entonces no nos hemos separado, somos como Pili y Mili, nos lo dicen nuestros amigos y familiares, que somos como la pareja perfecta. Y yo estoy SÚPER feliz con él y le quiero más que a nada. Hace unos meses compró una casa y se mudó a ella hará unos 3 meses. Desde que él se interesó por comprar una casa, la idea de que yo me mudara con él siempre ha estado en el aire. No quise mudarme con él inmediatamente porque quería darle su espacio (aún que prácticamente ya vivíamos juntos), pero al final en un mes me mudaré. Yo estoy muy emocionada, porque me encantaría vivir con él y la casa es una pasada y mi vida cambiará al 100%. Él siempre me ha dicho que sí que quiere vivir conmigo pero a veces (y esto es porque él es SÚPER sincero, a veces, demasiado…) me dice que a lo mejor la estamos cagando y que le da miedo que la relación se tuerza por la convivencia. Y yo le digo que no, que ya prácticamente vivimos juntos y que no debería preocuparse porque somos muy acordes, somos dos personas que nunca discuten (lo sé, es raro pero nos gusta hablar las cosas y los dos somos extremadamente tranquilos). Pero mi dilema/problema/preocupación es, que no quiero que se sienta obligado a vivir conmigo porque ese era el plan desde un principio, siento que yo le estuviera forzando y me gustaría verle más emocionado con que yo me mude a allí. No se qué hacer, cómo actuar. Nunca antes he vivido con una pareja y también me da miedo y supongo que este momento que para algunos será una gilipollez, para mi es algo importante y no me lo imaginaba así.. siempre le cuento todo, nosotros lo hablamos todo pero me da miedo preguntarle y que me diga que NO, que no quiere vivir conmigo, que se ha arrepentido, que me quiere pero que no quiere que vivamos juntos. Porque si es así yo me voy a España, no tengo nada que hacer aquí, me encanta mi trabajo y la ciudad y estoy contenta pero echo de menos la familia y amigos y si estoy aquí es por él. No se, estoy acojonada. En todas las relaciones que he tenido anteriores yo era la que cortaba el bacalao, y ahora es él el que tiene la sartén por el mango y yo soy la insegura. Y no es que él me quiera hacer sentir así, todo lo contrario, él siempre me dice lo enamorado que está de mi y lo muchísimo que me quiere y lo preciosa que soy y que no se imagina su vida sin mí pero luego me suelta cosas como “NO SE SI ESTAMOS HACIENDO BIEN EN IRNOS A VIVIR JUNTOS” y me deja K.O. !!!!

Tú que piensas!??? Porque me va a salir una úlcera de tanto comerme el coco!!

Gosh, la que te acabo de soltar. Pero lo llevaba dentro y aún que no contestes yo me he quedado a gusto y no se lo he contado a nadie de mi entorno por no estropear la imagen que tienen de él, de chico mega perfecto. Y a veces también me planteo si me merezco estar con él (lo sé, no debería pensar así..), pero le veo tan perfecto.. que pienso que es una broma y un día va a desaparecer! Desde que le conocí siempre he pensado: pero este chico que ha visto en mi? No es que yo sea un cardo borriquero (la verdad es que estoy bastante bien) pero él es simpático (le cae bien a TODO EL PUTO MUNDO), es asquerosamente guapo, súper divertido, muy inteligente, tiene ese toque British a lo Jude Law que quita el hipo y un trabajo maravilloso. Vamos, que el jodio es perfecto. Y q mi me hace sentir insegura!! Y con ese atisbo que le veo a veces de que no está seguro de este paso que vamos a tomar.. pues me deja hecha mierda hija..

En fin, enhorabuena por el blog, de verdad que me has alegrado el día,

Mil gracias!!! Besitos desde Inglaterra ❤
Hola, A. Qué bien que te guste el blog. Lo cierto es que escribo bastante sin filtros, y aunque al principio me he ganado más de una bronca por deslenguada, con el tiempo parece que es parte del éxito, que escribo como hablo, como hablamos las mujeres, y eso se nota.

Después de este autobombo absurdo, vamos a por tu dilema.

Tu Don Perfecto no puede ser más perfecto, hijamía, si no tuviera dudas no sería una persona normal, lo que dice MUCHO a su favor. Es lógico que piense que la convivencia puede crear roces, porque los va a crear, pero tampoco es el fin del mundo. Al vivir en pareja hay que ajustar muchas cosas, y no siempre es fácil. Por mucho que paséis varios días a la semana en su casa, sigue siendo SU casa, y tú eres su invitada. Cuando te mudes eso cambiará.Por eso es importante tener algunas cosas muy claras de antemano: si es su casa, la paga él, pero compartís el resto de gastos. Parece de perogrullo, pero te sorprenderías la de conflictos que generan los temas económicos. Como él paga la vivienda, ten detalles de vez en cuando (tipo una vez al mes) con él… una cena, un regalo, una escapada de fin de semana. Deja claro que compartís un hogar, que no eres “una visita”, aunque la propiedad sea suya.

Para evitar los roces, también es importante dejar claro los temas más prosaicos, la limpieza y demás. Repartidlos, y si no os da tiempo por trabajo, contratad una asistenta. Tener asistenta ha salvado a muchas parejas de constantes peleas, créeme.Y chica, no te pongas tan tremendista, si sale bien maravilloso, y si sale mal, pues te vuelves y ya está. Pero acojonarse por a ver si la estás cagando… eso no, nena, eso es un error. Hay que echarle valor a la vida. Y a las relaciones aún más.

Un beso para ti y otro para Don Perfecto.

[Anónima, email] Hola Pepa! Antes de nada, enhorabuena por tu blog y por tu forma de escribir tan directa y amena, soy fan de poster! 

Bueno, ahí va mi dilema.
Llevo saliendo con el mismo chico durante 7 años, y tengo 22 (si, uff, lo sé). La gran mayoría del tiempo estamos fenomenal, pásamos mucho tiempo juntos, nos queremos y hay respeto por ambas partes (algo que considero fundamental), y además vivimos en una ciudad pequeña y la relación con la familia es muy cercana por ambos lados. 
El “problema” llega ahora: yo termino la carrera este próximo mes de julio (a él aún le quedan dos años) y mi idea para el año que viene es hacer un máster, y todo lo que me llama la atención se imparte bastente lejos de mi ciudad… supongo que ya sabrás por donde van los tiros, ¿no? Tengo un mess bastante serio entre hacer algo que puede que me guste menos pero me mantenga cerca de él, o lanzárme a la piscina, hacer lo que realmente quiero y no pensar en nadie más que en mí. Si te digo la verdad, la balanza está un 40% quedarme frente a un 60% irme, porque realmente pienso que no debo dejar de hacer nada que yo quiera por nadie en el mundo, pero la relación a distancia no creo que sea una posibilidad (no creo que lo soportaramos ninguno de los dos). Así que bueno, se qué ni tu ni nadie puede darme la solución perfecta, pero al menos tener otra opinión desde un punto de vista más objetivo… ¿Tú qué opinas/harias/aconsejarias?
Muchísimas gracias de ante mano, eres una crack!!
Atte. Anónima :)))).

Hola, Anónima.Cuando mi sobrina mayor se echó novio a los 15 años, como tú, su madre (mi hermana) me pidió que hablara con ella, porque consideraba que era demasiado joven para una relación. Le dije que ni se le ocurriera oponerse, porque a esa edad de rebeldía, cuanto más te dijeran por ahí no, más te ibas a meter, que del novio se cansaría más pronto que tarde. Y así ocurrió, unos 2 años después. Efectivamente, eran demasiado jóvenes para ennoviarse, y cuando maduraron rompieron, pero porque lo vieron ellos solos, no porque nadie les obligara.

Me estás preguntando cuando tú tienes tomada una decisión: no dejar de hacer lo que quieres por mantener todo como está.

Suponte que dejas de hacer el master, y en dos o tres años la relación se rompe, que es algo que entra dentro de las probabilidades porque habéis empezado siendo extremadamente jóvenes, y aún tenéis que cambiar y madurar mucho. Te sentirías frustrada, y le echarías en cara que dejaste lo que deseabas hacer por él.
Sé que las relaciones a distancia son casi insostenibles, pero tu vida no se debe regir solo por tu relación amorosa, o estarás perdida. Si realmente te quiere y te respeta no puede pedirte que renuncies. Ya conoces el refrán “si amas a alguien déjale libre”. ¿Cuánto dura el máster? ¿Un año o dos? Nadie os impide que os veáis cuando podáis, y si la relación resiste eso, será muy sólida. Si no, será un recuerdo precioso, y seguiréis siendo amigos, sin echaros nada en cara y sin frustraciones ni renuncias.
No sé si te he ayudado.
Un beso, niña.

[A, email. Santo Domingo] Hola Pepa, me gusta mucho tu blog, como escribes y te expresas, te encontré porque no hace poco, entre en el mundo de las citas online, Tengo 32, después de dos hijos una ruptura y dos años solas me decidí, empece a hablar con muchos,  pero hasta la fecha solo me anime a salir con uno, el tiene 40,  es  de otra nacionalidad pero trabaja en mi país, aunque vive en otra ciudad no muy lejos de la mía, soltero hasta donde sé, un hijo,  nuestra primera cita fue en un bar el me gusto yo le guste, fue una buena cita, hubo química, en la tercera cita nos acostamos, el sexo fue mas o menos, seguimos por whatsapp, por el messenger de fb el siempre me escribe, aveces llama, me invita a salir, aveces acepto aveces no, no todos los encuentros se han tratado de sexo, no vivimos en la misma ciudad, pero ambos encontramos la forma de vernos ocasionalmente, en eso pasaron unos 5 meses, el me gusta mucho no niego que me estoy enamorando, el se ve muy bien, creo que yo también, nos conectamos de manera intelectual, el sexo ha mejorado bastante y me parece que yo también le gusto, me lo ha hecho saber aunque no tengo muy claro ¿A que nivel?, pero el es un hombre de esos que trata de no involucrarse sentimentalmente, un poco frió,  me ha hecho saber sutilmente que también sale  con “amigas”  y que no busca establecerse exclusivamente, me cuenta historias que le han pasado con otras chicas en otros momentos, compartimos intereses e ideas en común, aveces parecemos mas amigos que otra cosa, excepto cuando nos vemos, por lo que decidí cortar comunicación con él, sin darle explicaciones ya que me gusta para algo mas y no solo sexo así como tampoco me siento conforme al saber que el sale con otras. El punto es, que después de mas de dos semanas sin comunicarnos me envía un link de un articulo de un escritor que compartimos interés en común, como para buscarme el lado y no se si deba contestarle o seguir evitándolo por que soy débil y temo caer en el circulo vicioso de estar con el y luego sentirme mal por que quiero más, quiero exclusividad etc.

Hola, A. En primer lugar, muchas gracias por leerme.
Yo creo que el mayor problema que tienes con esta relación es tu falta de sinceridad, y no me malinterpretes, me refiero a cómo quieres que este hombre sepa lo que tú esperas de él si no se lo dices.

Por otro lado, si él vive en otra ciudad y sale con más mujeres, y eso te incomoda, quizá deberías ponerle final a esta historia.

Yo me sinceraría y le contaría lo que sientes. Puede que te sorprenda y él también sienta lo mismo, y que se “proteja” de implicarse emocionalmente poniendo distancia. O puede ser que solo le intereses como amiga y compañera de cama.
En todo caso, saldrás de dudas, que es lo que necesitas.
Un beso, querida.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 comentarios en “Pregúntale a Pepa (XV)

  1. Muy buenas Pepa !!
    Te he conocido por casualidad me ha encantado la soluciones o contestaciones que he visto en tu blog.
    Me siento algo perdida no sé muy bien qué hacer.
    Llevo con mi pareja 13 años de los cuales siempre hemos estado super a gusto el siempre ha estado pendiente de mí muy cariñoso.
    Pero hace Dos años le descubre en el móvil que estaba haciendo Sextíng con una compañera suya del trabajo cuando yo le pregunté se enfadó bastante y negó que existiera nada. Poco a poco me fue reconociendo que sí que existían fotos Subiditas de tono,lo que me preocupa es que en uno de esos mensajes, él hace referencia a quedar ese mismo jueves de esa semana en la que están hablando y ella le contesta que no puede que tiene a su hijo y que no puede.
    Le pregunto que si alguna vez han quedado y me dice que no que se han visto solamente por tema de trabajo pero esa es una duda que siempre tengo me martillea cada 2 × 3 . Pero ya lo que me llega a preocupar es que hace como cosa de seis meses no mantenemos relaciones sexuales y por el mes de abril que nos fuimos de viaje fuera de España intenté acercarme yo a él y no se lo noté forzado incómodo …….. intento hablar con el del tema y lo único que me contesta es que sí que es consciente que no tenemos relaciones pero que no sabe porque pero le digo que hablemos del tema que podemos avanzar juntos o si no es así o si existe otra persona o si ya no funcionamos como pareja pues el mejor hablarlo y decidir algo y últimamente cada vez que saco el tema huye y se pone a discutir y no sé qué hacer .
    Me duele mucho esta situación porque le quiero mucho
    Gracias

  2. Estoy en un jodido dilema. Soy un hombre casado, tengo hijos y tengo nietos, pero siempre me he sentido mujer. En privado me gusta vestir con ropas femeninas, tacones etc.. El caso es que quiero realizarme como mujer buscarme un hombre que me trate como mujer y mantener una relación oculta ya que no quiero echar por la borda una relación familiar de casi cuarenta años. Tengo que contarte muchas cosas más, pero esta es mi situación a groso modo para ver si puedes aconsejarme algo ya que no tengo a nadie a quien contárselo y confiar en tu consejo. Gracias.Farida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− dos = 4