Pregúntale a Pepa (XVI)

Woman writing her dairy.

[M, email] Hola Pepa!
Te voy a contar. Llevo un par de meses ligando con uno de mis amigos del trabajo. Hemos hecho un grupo súper guay, y a pesar de que a ninguno nos encanta lo que hacemos, ir a trabajar es un poco menos horrible porque nos reímos a carcajada limpia. ¿Y por qué no hacer peligrar algo de eso?
La verdad es que me la he jugado porque este chico tiene todo el pack, listo, guay, apasionado de cosas, culto, divertido, tenemos mil cosas en común, y oye, guapo de caerte de culo pues también. En el pack también viene una relación tóxica de ir y venir con su ex. Ahí entre todos los atributos. Como los garbanzos en el cocktail de frutos secos. Escondidos al acecho.
Y entonces aparecí yo, y durante un mes, estuvo “convencido” de que no quería más eso, y parecía que iba genial. Nos reíamos muchísimo, teníamos muchísimos planes guays e íbamos a un ritmo normal teniendo en cuenta que nos veíamos todos los días. No era nada serio, pero nos estábamos conociendo. Yo sabía que había salido hacia nada de esta movida y tampoco quería correr porque tampoco estaba segura. Y hombre, sabiendo que nos vamos a ver todos los días, si no ves nada y no te interesa pues casi mejor que te pillas a otra supongo.
Hasta que se enteró ella de que yo existía y volvió con la caballería, con la ganadería y con un par de jirafas que pillo del zoo. Pilló a la vuelta de nuestro primer finde juntos.
Y él decidió que lo nuestro se estaba volviendo demasiado serio, y que yo era demasiado fantástica para marearme, porque se debió dar cuenta de que mi pose de que me la suda todo era más bien fake, porque está hecho un lío. Y no puede estar enamorado de nadie ahora. Vamos, lo que viene siendo agobio de manual. Porque es verdad que yo quería tomármelo con calma, pero me gusta este chico en serio. Y soy una pringada, y se me nota. De mi patatita salen muchos sentimientos y se suelen agobiar. Pero realmente no concibo que alguien se meta en el berenjenal de pillar con una amiga del trabajo a la que ves 24-7, si no ve algo un poco fuera de serie y futurible. Así que lo del agobio supongo que encaja.
Y ella le marea y el se deja marear, o se marean mutuamente. Y realmente está bastante hecho polvo, parece una relación bastante tóxica. Van y vienen a todas horas. Un martes se gritan de todo, tú eres tonta y no sabes escribir. Pues tú eres un hijo de puta que no me merece y me voy a ir con otro. Pues vete. Ay no no no, mejor no te vayas. Te quiero. Te odio. Chimpun. Te bloqueo. Te desbloqueo. Que tal estas? Miércoles deciden que no van a discutir más. Viernes ella se agobia. Domingo ya no siente lo mismo. Martes bronca. El ciclo sin fin que lo envuelve toooodo.
Y como soy un poco gilipollas, pues no he salido corriendo. En parte porque durante este mes parecía que ella era persistente como la sequía y que no entendía un no por respuesta, hasta que vi lo del finde en la playa, que dime tú que clase de falta de dignidad cuando te enteras tu ex novio con otra tia en la playa, y decides que lo mejor es llamarle por teléfono y montarle un pollo y decirle que tu también con otro, que no, que es mentira, que realmente le quieres (y ojo que él también le cogió el teléfono).
Porque tengo una predilección poco sana por los perritos abandonados, pero combinada con una tolerancia a la frustración entre nula e inexistente. O sea, un poquito complejos siempre me gustan, pero claro, esto combinado con que nos vemos todos los días a todas horas y hemos estado quedando dos o tres veces extra por semana. Yo flying on the wings of love. Y el agobiándose. Y la otra yendo y viniendo. Un buen percal. A todo esto, mis amigos se han ido enterando, y todos pensaban que estábamos guay hasta que yo me he ido desmontando con un par.
Y yo ahora, más perdida que un hijueputa el día del padre. ¿Como hago para tomarme las cosas con más calma? ¿Hay una receta para verlo todos los días y que no se me caiga la baba? ¿Qué coño crees que va a pasar? ¿Le vendo los derechos de mi vida a alguna cadena para que hagan una sitcom?
Muchas gracias de antemano,
M

Ay, niña de mi vida y de mi corazón, menudo trajín.
Yo de ti saldría corriendo. Que sí, que te gusta que te vuelve loca, pero loca de “ingreso en la López Ibor” te van a volver estos dos Pimpinela de la vida. No hay hombre tan guapo ni tan maravilloso que se merezca que pierdas la dignidad por él.
Está claro que el ni contigo ni sin ti se va a prolongar hasta que a la loca  le salga de toto, eso es así, y a este muchacho le veo con síndrome de Estocolmo a tope, y esos son los peores, porque te dejan hecha polvo, con el corazón roto, y encima se van con la que les trata como el culo.
Corta esta historia. A él le dices CLARITO que cuando deje de tener novia (y empiece a tener cojones) que te busque, pero que mientras tanto compañeros y fenomenal todo, os lo habéis pasado genial, pero que a marear a tu casa, guapete.
Hazme caso, y no te dejes arrastrar.
Besos mil.

[M, email] Hola Pepa!
Te escribo con la cabeza hecha un lío. Hace un año que estoy saliendo con un hombre. La verdad es que pensaba que todo iba viento en popa. A mi me ha costado confiar, porque soy madre soltera de un peque de 3 años. El padre de mi hijo se largó cuando yo estaba embarazada y hemos tirado los dos solos para delante. Me he sentido muy cerrada y desconfiada ante el amor, hasta que llegó mi pareja actual. Que además aceptó a mi pequeño y todo fluía genial.

Pero en un año de relación me ha dejado 3 veces. Siempre ha sido en el mismo contexto. Por alguna crisis o discusión, ante un malestar coge y me dice que lo deja y huye. Yo me quedó fatal y a la semana o dos él me pide volver.

Te cuento lo que ha pasado este fin de semana y el motivo por el que me ha vuelto a dejar de nuevo.

Este fin de semana yo tenía planes por mi lado y él por el suyo. Él se iba a otro pueblo con unos amigos a una fiesta. Hasta ahí todo perfecto.

Se marcha el sábado por la mañana y hasta el domingo por la tarde no tengo noticias de él. Cuando me escribe le digo que estoy molesta porque estaba preocupada por él, pq no sabía si había cogido el coche o si se quedaba allí a dormir. Me dice que no es para tanto y que no tiene la importancia que yo le doy. Le digo que para mi sí la tiene, q sólo pedía que se comunicara en algún momento conmigo para saber que todo estaba bien.

El lunes habla conmigo y me dice que lo deja, que se ha sentido muy mal pq yo me haya enfadado. Le digo que estas cosas hay que hablarlas, que en las relaciones hay q sentarse a hablar, negociar, llegar a puntos en común y no salir corriendo en cuanto hay un problema. Pero me dice que no, que lo que le sale es dejarlo.

Pues mi orgullo tb está herido y me parece que no se tira por la borda una relación por algo así. Por lo que por mi parte tengo claro que si vuelve como en las otras ocasiones esta vez no le daré más oportunidades.
Tú q crees?

Hola, querida. Gracias por contarme tu historia y confiar en mí.
Siento ser yo quien te lo diga, pero tú no tienes una relación, tienes un chulo que va y viene según le conviene, y que al primer problema, vamos, en cuanto le echas en cara su inmadurez, lo quiere dejar.
Me parece que siendo madre, y tras la experiencia de la espantada del padre de tu hijo, deberías preferir a un hombre como es debido, a una persona que esté por ti.
Mira, yo quería mucho al padre de mi hijo, pero justo cuando tuvimos al niño descubrí que nunca iba a madurar ni a dejar de ser un egoísta.
No te conviene este hombre, nena, déjalo. La gente no cambia, y este tipo va a ir a peor, te lo prometo.
Deja sitio para que aparezca una persona decente, no te agarres a algo que no tiene futuro.
Un beso, reina.

[A, email] Hola Pepa!  antes de nada decirte que me encanta tu blog y los consejitos que das a las personas que te escriben,bueno no me enrollo te expongo mi “cacao” actual y espero que me aconsejes.
Resulta que hace 5 meses conocí a un chico por un una red social,vivimos en países distintos,pero aún asi él me vino a conocer,todo fenomenal hubo chispa desde el principio y  mucha química,desde ese dia ha estado viniendo un fin de semana largo todos los meses,siempre que regresaba a su casa reservaba en seguida para el próximo viaje,pero resulta que esta última vez los días pasan y el no dice nada de regresar,su comportamiento es el mismo conmigo,pero de repente no sé si va a volver,he intentado sutilmente preguntar(para no presionarle) pero sin resultados,la verdad que no sé que pensar,yo por ahora no puedo ir a verle tampoco,asi que no sé que hacer ni que actitud tomar,si después de preguntar sutilmente no sé nada,que hago? si no fuese a volver supongo su actitud hubiese cambiado,pero él sigue cariñoso y atento conmigo,aconsejame Pepa no sé que pensar ni que hacer.  Un saludo y un fuerte abrazo

Hola, A.
Gracias por leerme, y por contarme tus cuitas.
Hummm… no sé qué decirte, sinceramente. Puede ser que esté esperando que alguna vez tú vayas a verle, o que, sencillamente, no pueda viajar tan a menudo.
En todo caso, lo de preguntar “sutilmente” cuando lleváis cinco meses de historia, no lo entiendo. ¿Por qué no se lo dices? “Te echo de menos. ¿Cuándo vas a venir? Iría yo, pero no puedo”, saldrás de dudas, de imaginarte cosas, que estoy SEGURA de que ya andas dándole a la lavadora ¿a que sí?
No seas cobardica, mujer, que no va a ninguna parte.
Un beso grande.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 6 = diez