Por obligación

“¿Lo opuesto a amar es necesitar?”. Disertaciones nocturnas, justo antes de dormir, después de hablar con una amiga sobre un impresentable que la ha hecho sufrir (espero que ya no) un tiempo.

Lo mejor que te puede pasar es que alguien no te necesite para nada, pero que QUIERA estar contigo. Si te ves obligado a verla, porque te dice que te necesita, que no puede vivir sin ti, que no sabría que hacer si le dejas, que – esto es muy fuerte y tiene menos validez que una promesa de Rajoy – “se muere si le abandonas”, huye: esa persona puede sentir muchas cosas por ti, pero amor no. Probablemente dependencia. O el temor de quedarse sola. Maldito temor, cuántas relaciones basadas en la mentira es capaz de sostener.

El impresentable en cuestión, después de no dejarla en paz, hasta el punto de tener que bloquearle en todas partes, ahora va por ahí diciendo que mi amiga solo piensa en el trabajo, que él se aburría con ella pero que como follaba bien…

A estas alturas de la película una mujer debe disculparse por ser una gran profesional y pensar en su carrera. Supongo que es el tipo de tío (no le conozco, pero podría hacer su retrato robot sin mucha dificultad) que necesita mujeres tipo Melania Trump, mujeres que queden bien en una foto, pero que no hablen, no protesten y, sobre todo, no destaquen profesionalmente por encima de él.

Digo “necesita” porque es una cuestión de ego, de ego más bien débil.

Por cuestiones de trabajo, he conocido a bastantes tipos así: altivos, soberbios, siempre a la caza, y también siempre a la defensiva frente a una mujer inteligente, con recursos, y que no se deja impresionar ni por dinero ni por palabrería.

“Que se aburría con ella”… es que me descojono. Pensará que las mujeres estamos en el mundo para “entretener al señor”. Hay que ser payaso…

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 comentarios en “Por obligación

  1. Pepa, y digo yo….por qué no le das el teléfono del otro impresentable, amigo (o compañero lo que sea) de tu chico? Y creamos un club sólo para estupiditos/soberbios/(falsos)seguros de sí mismos y les mandamos a una isla muy bonita pero lejanísima de aquí? No sin antes haber reconocido por escrito, por supuesto, lo imbciles que han sido y lo mal que tratan a la mujeres? O les organizamos un curso exprés de 50 horas sobre “Cómo no ser un capullo integral y cómo tratar bien a una chica?
    Besos guapaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ nueve = 12