Haciendo nada

beach scene

Nada de fotos, nada de escribir, nada de pensar, nada de llamadas… nada. Nuestra única tarea va a consistir en llenar la nevera de cervezas y algo para picar, agarrar las sillas, la sombrilla y nuestro cuerpo serrano y plantarnos en la orilla del mar. Sin horarios y sin teléfonos.

Me he propuesto bajar las revoluciones de mi cerebro al mínimo consumo. Por no llevar, no voy a llevar libros, ni revistas… ni un simple cuaderno donde anotar. ¿Lo conseguiré?

Creo que este es el año en el que más estoy exprimiendo mi imaginación, mi capacidad de contar historias, que no son solo las que cuento aquí, también escribo para otros sites de la editorial (atención, SPAM, en Cosmopolitan), y entre la preadolescencia de mi retoño, y la bajada cuesta abajo, sin frenos y sin remisión de mi señora madre (son muchos muchos años los que tiene), siento que o me autolobotomizo (¿existe esa palabra o me la he sacado de la manga?) o voy a petar muy malamente… Y a ver quién me levanta a mí si yo caigo.

Lo necesito.

Amante cree que no voy a poder. No soy capaz de estar sin pensar en nada, sin recordar nada, sin inventar nada… ni un momento.

Pero yo no siempre he sido así. Creo que he perdido la capacidad de desconectarme. Que ahora le llaman mindfulness, pero para mí no es otra cosa que quedarte torrija y no pensar en nada.

Y sí, la manera de llegar al mindfulness (o #torrijamode, como mejor os venga) es prescindir de cualquier tipo de distracción que no sea el mar, el sol, la birra, el churri al ladito y NADA MÁS.

“Este verano me voy a leer el libraco ese de 400 páginas que tengo aparcado”. MENTIRA. No vas a pasar de la página 80. No te sientas culpable. Es lo CORRECTO.

Un verano sin #torrijamode ni es verano ni es na.

pd (venga, va: a las que estáis sin pareja os doy permiso para que cojáis el móvil para chafardear en Tinder, en Meetic y en donde os de la gana… Eso no es trabajo, eso es tonteo sano… Y tampoco os va a hacer pensar mucho)

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Un comentario en “Haciendo nada

  1. Hola Pepa!

    Te escribo porque no se que hacer, hace más o menos 3 meses me metí a tinder conocí a un chico que a simple vista estaba muy bien, nunca me pidió mi número de Tel ni nada sólo me dijo que lo siguiera por instagram y que hablaríamos por alli. En fin me pareció un poco raro, sin embargo lo seguí y vi sus fotos.. Y me encanto. Pero cuando me dijo de hablar por allí me salí y lo dejé de seguir porque me parecía que sólo quería seguidores. Etc..
    Ese mismo día me salí de tinder y al mes volví a meterme, la sorpresa es que me lo encontré nuevamente y nos dimos Libe, volvimos hablar y está vez le si mi número para que hablaríamos por whatsapp, el me contó que estaba muy mal por qué su ex lo había dejado y que estaba pasando una mala etapa. Sin embargo seguimos conversaciones muy esporádicas por whatsapp en las que el casi no me habla siempre es con monosílabos y soy yo la que le habla más. He intentado que nos veamos siempre proponiendole citas pero siempre tiene una excusa rara… en fin que pasó más de un mes y volví a intentarlo para que nos viéramos. Para mí sorpresa dijo que si! P3ro el día antes de la cita le dije: nos vamos a ver mañana? Y me saco otra excusa (Estaba enfermo) en fin.. me enfade mucho porque si yo no le hablo que iba hacer no avisarme? Y dejar que pensara que si que nos íbamos a ver..
    Le escribí que como sabía que no quería conocerme pues que ya no iba hablar más con el.
    (Es que me parece absurdo seguir gastando tiempo en alguien que no quiere conocerme) me respondió super mal. Diciéndome que no iba a pelear y que sentía mucho si eso me molestaba pero era lo que habia. Le dije que sin problema. Desde ese momento no me ha escrito sólo ha pasado una semana pero quiero escribirle y no se que hacer ya que fui yo la que dije que adios.
    Que puedo hacer? Te parece que debería esperar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− cinco = 4