Descompresión

Germany, North Rhine-Westphalia, BMW Oldtimer, Old motorbike

Madre mía, qué complicado es arrancar el motor de nuevo…

Esta mañana he recuperado un poco la normalidad, atiborrándome de revistas, que tenía ahí, atrincheradas, esperándome… y, sinceramente, no sé ni por dónde empezar.

Pero eso no es importante, no tiene ni puta importancia. Lo tremendo ha sido ponerme a leer vuestros correos y vuestros comentarios, y darme cuenta de lo que lo que tendría que hacer es abrir una agencia de “espabilar mozas”.

Los mismos problemas, con pequeñas variaciones dependiendo de la edad, pero LOS MISMOS.

El principal: ¿dónde habéis dejado vuestra autoestima, nenas? ¿dónde está esa seguridad TAN NECESARIA a la hora de decir “hasta aquí”? ¿por qué dejáis que os vacilen de esa manera?

Me encantaría –palabritadelniñojesús– que me escribieran más chicos contándome sus historias, pero hasta ahora han sido muy pocos, y menos aún los que comentan (excepto para trolearme con un email falso… súper valiente y tal). Tengo la sensación, mis niñas, de que seguís esperando que (de una manera u otra) vengan a “salvaros”. ¿A salvaros de qué, de la vida? ¿No os dais cuenta de que vuestra vida es solo lo que hagáis con ella? De vosotras y solo de vosotras depende.

Me duele la boca de deciros que toméis las riendas: si alguien quiere estar con vosotros, LO ESTÁ; si alguien quiere contestaros, LO HACE; si alguien quiere estar con vosotras, pero tiene un marrón de pelotas, SE SINCERA Y LO DICE. ¿Por qué estáis (estamos) tan predispuestas a aceptar las excusas (baratas)? ¿No os dais cuenta de que dais prioridad a quien solo os trata como opción?

Lo digo desde la experiencia: yo he sido gilipollas hasta límites insospechados en ese sentido. Siempre he creído que había una razón de peso para dejarme tirada… Pues no era tan de peso el 99% de las veces.

No te creas que te ha plantado porque a su mejor amigo le ha dejado su novia… ¡MIS COJONES!. Si hay algún tipo leyéndome que conteste con sinceridad: ¿entre quedar con una chica y tener sexo y consolar a tu amigo al que ha dejado su novia, qué escogerías?

pd1: Pero contestad DE VERDAD (que yo no censuro los comentarios).
pd2: Que conste que, al menos en mi caso, no son opciones excluyentes: puedes tener sexo y luego irte a consolar a tu amigo/a. Pero la pregunta es ¿qué harías primero o, más bien, qué dejarías de hacer?
pd3: La foto de la moto sé que le gustará a Amante, por eso la he puesto. Lo que no sé si sabe es que la que conduciría sería yo…

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 comentarios en “Descompresión

  1. Pienso lo mismo cada vez que leo los “preguntale a Pepa”… no es que a mi no me hayan visto la cara alguna vez, pero esque algunas cosas son TAN OBVIAS!! y mucho tio con novia… no lo entiendo.. si, alguna vez me he fijado en un hombre con novia, pero de ahi a empezar una relación paralela a escondidas?? jamás.. hay que quererse un poco y ser un poco más selectivas que hay muuuuuchos peces en el mar y más de un maromo dispuesto a dar amor y del bueno. Pero como bien dices, eso depende de nosotras, depende de nosotras como nos traten, somos nosotras las que marcamos los límites, las que no dejamos que nos tomen el pelo y las que no debemos andar mendigando amor por dios!!

  2. No hay NADA intrascendente que sea prioritario a ir a una cita. Las relaciones nos mueven a tod@s hasta limites insospechados. Otra cosa es que no sea TU CITA….sino un “una tapa(no seáis literales, si fuera tía lo diría igual. Es una simple metáfora). Para mi no hay nada por encima de nuestros planes con mi pareja…por eso es tan especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 1 = cuatro