Archivos de la categoría ligar

Pregúntale a Pepa (XII)

Woman writing her dairy.

Hola Pepa, nos encanta tu blog y siempre que podemos lo leemos y además lo comentamos entre nosotras. Somos dos amigas de 29 años del País Vasco, vascas vascas, de esas que no ligan mucho jaja. Te escribimos por que yo, Amaia, tengo dolores de cabeza con un chico. Hemos estudiado juntos toda la vida, y siempre hemos conectado muy bien. Ha habido temporadas que apenas nos hemos visto, pero cuando nos vemos hay una atracción sexual que creo que es por parte de los dos y los demás parece ser que lo notan. Tampoco siempre a sido una relación idílica, ya que él es muy inestable y a veces ha conseguido hacerme daño con sus desplantes. Pero hay algo en él que consigue que le perdone haga lo que haga. Estas navidades, después de muchos años acabamos en la cama (en el País Vasco no puedes perder una oportunidad así). Es verdad que he tenido pareja y he tenido rollos, pero al final él siempre vuelve.

Soy Ane, la amiga de Amaia. Ya no se como hacerlo para que vea que ese chico no le conviene y le he obligado a escribirte. Nunca he entendido como mi amiga llega a perdonar los feos que le hace ese chico. Es verdad que cuando él tiene buen día (por que mi amiga siempre tiene), se nota feeling entre ellos, pero estoy segura que no es sólo con ella, y cuando a él se le tuerce el día es capaz de discutir con ella como si fuera su novio (y además celoso). Vivimos en un pueblo pequeño, y se sabe que él se enrolla con todo bicho viviente, a sido infiel a sus parejas y mi amiga erre que erre solo tiene ojos para él. Yo creo que este chico es muy inteligente y sabe camelarsela. Aunque ella se da cuenta de eso, le da igual. El tema es que siempre estamos hablando de él y aunque intentemos no darle importancia, nos es imposible ya que es un chico que lo vemos hasta en la sopa y si no nos llega información sobre él.
¿Tu crees que dos personas que ya se han faltado el respeto, aunque tengan mucha atracción sexual, pueden llegar a algo? ¿Finalizará alguna vez esa atracción?
Gracias por leernos.
Un beso.

Queridas niñas, me ha encantado que me escribáis al alimón.

Me parece que Ane está profundamente preocupada por ti, Amaia, y yo estoy preocupada porque dos chicas tan jóvenes se anden comiendo la cabeza por un tipo que, a simple vista, no merece tanta fatiga.
Creo que Amaia está enferma del mal más antiguo: quiere lo que no puede conseguir. Y este tipo, que se ve que tiene de listo lo que de problemático, lo sabe. Lo sabe y lo utiliza.
Esto es una especie de enfermedad, una que solo se puede curar con la voluntad del enfermo. Porque si te hace sufrir, si te monta pollos absurdos, si se folla una mosca en el aire frente a tus narices y tú sigues erre que erre, es que no quieres curarte, Amaia, no hay más.
Mira, yo estuve 11 años con el padre de mi hijo. Los cinco primeros fueron muy buenos, luego tuvimos al niño y se abrió la caja de Pandora. Me la jugó mil veces, se portó como el culo. Y yo siempre le perdonaba… hasta que no. Un día me di cuenta de que mi futuro iba a ser más de lo mismo, pero incrementándose a peor cada año. Ese día le mandé a la mierda, y mi vida cambió por completo.
Plantéate, Amaia, si eres así de desgraciada sin ser nada tuyo (ni novio ni amante) ¿qué te espera en el futuro? No va a cambiar, va a ser el mismo cabrón. Te ha faltado a respeto tantas veces… Cuando te pierden el respeto no hay vuelta atrás.
Como te dije antes, si no te quieres curar no hay nada que hacer. Solo puedes hacerlo tú.
En cuanto al tema del ligar en vuestra tierra, chicas, abríos un Tinder y geolocalizáos en otro sitio con más material, una ciudad grande. Hacerse una excursión de caza un fin de semana puede solucionar dos cosas: follar y quitarse de la vista del elemento. Y como nadie os conoce, nadie puede chismorrear.
Ane: ten paciencia. A los amigos hay que quererlos como a los hijos, como vienen, y hasta que no se pegan el tortazo no escuchan lo que le estás diciendo.
No sé si os he ayudado o no. En todo caso MILLONES DE GRACIAS por leerme y confiar en mí.
Besos, Pepa

Hola Pepa, me llamo S… Te escribo porque seguro me darás una opinión 100% objetiva. Verás, tengo 23 años y siempre me han gustado los hombres mayores. Ahora llevo casi 3 años con mi novio (de casi 40) y la verdad es que me trata muy bien, nos queremos muchísimo, lo pasamos genial y es súper inteligente, pero en la cama hay algunos problemas.. Además, vivimos juntos. Desde que empezamos ya me sentía atraída sexualmente por otros hombres, pero pensé que se me pasaría. Nunca le he sido infiel. Hace poco he conocido a un hombre casado y con hijos de 50 años que la verdad es que me pone un montón y lo estoy empezando a pasar un poco mal. No es que mi novio no me ponga, pero al haber esos “problemas” no disfruto demasiado del sexo y a él le frenan a la hora de tener relaciones conmigo. Aunque sí que me encantaría estar en un futuro con el y casarnos y que se solucione todo. Tengo un buen cacao.. PD: Soy adicta a tu blog! Un besazo.

Hola, S.
Gracias por confiar en mí.
Te voy a contar cómo lo veo yo: tienes solo 23 años. Estar con un hombre de casi 40 es, siendo como eres tan joven, poco o nada extraordinario. Es bastante habitual a tu edad. Yo tuve un rollete con 17 años con un tipo de 37. Visto en la distancia él no era tan mayor. El problema es que yo apenas era una niña, muy suelta, pero una niña. No es que él fuera un viejo con 37. Es que yo apenas empezaba. El desfase era más que evidente.
Pero me cuentas que te sientes atraída por hombres bastante mayores que tú de manera habitual, y esto más que una opción empieza a parecerme algún tipo de filia. No tengo ABSOLUTAMENTE nada en contra de las filias, vaya por delante, pero quizá oculta otro tipo de problema.
Por lo que sé, por mi experiencia y por las mujeres que tengo alrededor, cuando una chica tan joven siente atracción por hombres que le sacan dos décadas o más, están buscando no solo la experiencia y la paciencia que ya tiene un hombre de esos años, sino la seguridad.
Los hombres mayores no suelen ser tan volátiles como los jóvenes, más que nada porque ya no les acompaña ni las fuerzas ni el físico, y estar con una mujer mucho más joven refuerza su autoestima y su virilidad. Les rejuvenece, por así decirlo.
Si detrás de esta preferencia que tienes se oculta el deseo de protección, la figura paternal, es algo que no me corresponde decirlo a mí, sino a un profesional (un psicólogo o un sexólogo), pero a simple vista es lo que parece.
No me dices si has tenido relaciones o te atraen también hombres de una edad más parecida a la tuya. Si no es así, me inclino a pensar lo que te he dicho al principio, que se trata de algún tipo de proyección. Porque recalcas mucho la edad del hombre con el que tienes una relación y la edad del hombre con el que fantaseas. En teoría tendrías que pensar que estás con un hombre y te atrae otro, sin más. Si pones por delante la edad que tienen… no sé, ahí veo yo que si le das tanta importancia es por algo.
No es fácil este tema… en realidad ningún tema que tenga que ver con las relaciones lo es. Pero hacer examen de conciencia, pararse a pensar por qué hace una las cosas, por qué se relaciona con tal o con cual, es lo que más ayuda. Párate a pensar quién eres y por qué haces lo que haces. Ser honesta con nosotras mismas habitualmente es la única salida.
Besos mil.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Frágiles

Dicen que estamos criando generaciones de niños frágiles, flojitos. No sé, puede que sí y puede que no.

Yo soy la pequeña de siete hermanos. Todo el mundo me decía mimada y blandita, y al final he salido resistente como una vara verde.

Creo que lo que nos hace débiles es no querer enfrentarnos a los problemas, no estar más o menos preparados desde la infancia.

Enseñar que caerse no es motivo de vergüenza, que equivocarse es la única manera de aprender, que decir NO ante lo que nos incomoda es un derecho, que llorar sirve para aliviar tensiones, que no existen los príncipes ni las princesas azules, sino personas que a veces encajan con nosotros y otras veces no, y no pasa nada si no nos enamoramos o no se enamoran de nosotros.

Todas o casi todas las consultas que me enviáis giran en torno a lo mismo: yo quiero, él no quiere, me deja, me hundo, me levanto, él vuelve, caigo otra vez, me vuelve a dejar. Y no tiene que ver con la edad. Sois chicas desde veintipocos a cincuenta, y más. No es una cuestión de generación: es una cuestión de fragilidad.

Hay que levantarse, sacudirse la ropa, ponerse una tirita en el desconchón de la rodilla, y memorizar dónde está el socavón en el patio del recreo, para no volver a caer justo ahí.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Pregúntale a Pepa (XI)

Woman writing her dairy.

Hola Pepa está es la primera vez que escribo en un blog de estos pero necesito consejo porque me estoy comiendo mucho la cabeza.
Me llamo L. y tengo 25 años y llevo un par de meses hablando con un chico por WhatsApp al principio encajamos muy bien y me decía que se divertía mucho con migo la cosa fue tan bien hasta el punto que hacíamos sexting mandarnos fotos y vídeos guarros mutuamente vamos !! El problema surge cuando cada vez que le decía de quedar me ignoraba o me cambia de tema y luego todo normal con sexting y hablando de nuestras cosas . Pero últimamente veo que ha cambiado la cosa el ya no me escribe soy yo la que inició la conversación y el siempre poniendome excusas
Hace una semana le volví a repetir que quería quedar para verlo y simplemente no me contesto y a la semana me dice que estaba fuera por trabajo
Pero en si la cosa se ha enfriado mucho y desde esa vez de hecho no le he vuelto a escribir ni el a mi , me encanta pero no pienso volver a decirle nada porque no entiendo su actitud porque si se supone que te gusta alguien lo que quieres es verlo y quedar en persona no ?  
De hecho le dije que si no quisiera que le hablara más me lo dijiera que no pasaba nada y me dijo que no era eso ni muxo menos  en fin estoy hecha un lío.

Hola, L.
Ay, nena, te has encontrado un pajillero, como me encontré yo en su día.
Siento ser tan poco sutil, pero es que de veras no creo que sea otra cosa. Dos meses, haciendo sexting, y no puede quedar nunca… tch tch. No quiere nada más. Le has dado material ¿Para qué se va a molestar en quedar contigo?
Eres muy joven y tienes demasiada paciencia, me parece. Mándale a la mierda. No le mandes más mensajes. Bloquéale. ¿En serio crees que no tiene ni un momento para verte? Vengaaaaaaa. O no quiere o tiene pareja.
En cualquier caso. No merece la pena. De verdad te lo digo.
Habrá hombres a patadas que quieran estar contigo, antes que uno de estos, niña…
Venga, hazme caso y mándale a la porra.
El que te quiere te busca.
Besos mil. Pepa

Hola Pepa, Soy L., tengo 34 años, y …. creo que me estoy volviendo loca ja ja.
Después de 4 años con mi pareja, me decidí a irme, después de cuernos, engaños, y un largo etc… Me decidí a desaparecer y así lo hice. Estuve mal, con depresión y me tiraba a lo que primero que se me ponía por delante, digamos,,,,por rencor.
Hace unos meses, después de 5 años…sonó mi teléfono….era él. Me había localizado por unos amigos que le habían dado mi teléfono al ser por un tema importante. Y quedamos,…..lo vi después de 5 años, y después de haberse casado y separado de la “otra”, hablamos, me pidió perdón, y bueno, yo mantenía las distancias, y bueno, salí airosa de esa “cita”, pero la segunda…se fué todo a la mierda y acabamos en la cama, y desde entonces quedamos bastante a menudo,y bueno SÉ QUE ES UN ERROR. Mis amigos están “enfadados”. Ni yo misma me entiendo. Pero desde que lo dejamos, no he sentido nada por otro hombre, no sé como explicarlo… no me llama la atención ninguno, no disfruto totalmente del sexo con ninguno… Sé que tengo que dejarlo…lo sé, pero y si nunca más vuelvo a sentir esto….lo he intentado, lo juro, he salido con tíos, y he estado abierta y receptiva y oye…NADA. Y lo que es más difícil…¿como vuelvo a romper este vinculo otra vez? Sé que esta vez, él no me lo va a poner tan fácil (la primera estaba con la otra y le hacía un favor realmente) . ¿Porqué a veces los hombres lo hacen todo tan difícil?
Me encanta leerte Pepa¡¡
Un beso, L.

Querida Lucía, tú no necesitas un consejo, necesitas un exorcismo.
Ay ay ay, que mira que os lo digo siempre, que acostarse con un ex es necrofilia, pero ni puto caso me hacéis.
Lo que a ti te pasa es que en 5 años no te lo has quitado de la cabeza, por más tíos que te hayas tirado, porque tenías ahí las espinita clavada, que te engañó y el reconcome. No era una historia cerrada. Pero de no dejar todo finiquitado, a volver a caer en las fauces del lobo… niña, estás tonta, en serio te lo digo.
No ha cambiado. NADIE cambia. Él lo que ha hecho ha sido aprovechar la oportunidad, te ha visto la carita de enamorada y ha pensado que el campo ya estaba arado. Se lo has puesto fácil.
No eres la primera ni la última que sigue enamorada de su ex aunque pasen años y años. Para esto no hay consejo que valga (me reitero en lo del exorcismo), excepto que te pienses muy seriamente si estás dispuesta a pasar por el mismo calvario. Yo soy de la opinión de que no hay polvo que valga tanta miseria. Pero chica, tú misma.
No seas boba, mujer. Tropezar dos veces en la misma piedra no es sano.
Besos mil.
Pepa

 

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Preguntale a Pepa (X)

Woman writing her dairy.

Hola Pepa,
Estoy algo nervioso porque nunca había escrito a nadie sobre esto. De hecho, tampoco es que suela dar la cara… Me llamo Pablo Gafas, tengo 23 años y tengo un blog de temática gay, donde explico mis experiencias sexuales, mis amores y en fin, mi vida..
Te cuento un poco mi última experiencia amorosa. Conocí a un chico el sábado pasado y fue un flechazo por ambas partes. Eso creía. Después de conocernos por Grindr y de charlar por Whatsapp durante un tiempo, decidimos quedar en una cafetería para conocernos en persona. La cosa fue de cuento, él no paraba de tirarme la caña, yo le seguía el juego, incluso me llegó a invitar, vamos que me pagó él el café. Salimos de la cafetería, ya era oscuro y estábamos en un callejón. Nos dimos dos besos, me acerqué para darle un beso de película y se apartó. Me quedé muy fastidiado porque no comprendía nada. Me fuí para casa y de repente me suena el móvil: “Me ha encantado conocerte, eres muy mono”. Al día siguiente volvimos a hablar, me dijo de ir al cine, pero al final ambos no pudimos. Hablamos todo el lunes y antes de irme a dormir le deseé suerte porque el martes tenía una entrevista de trabajo. Ya no me contestó. El miércoles le pregunté cómo le había ido y todavía espero respuesta. Llegué a plantearme cosas horribles: ¿Y si se ha muerto?, ¿Y si le ha pasado algo grave?. No leía mis mensajes, ni tan siquiera miraba mis historias de Instagram.
Las aguas volvieron a su cauce cuando el sábado, el señorito C subió una historia en Instagram, cenando y ríendose a carcajadas.
Si tienes una explicación es que eres maravillosa.
¡Te admiro mucho y te leo siempre, Pepa!

No sé si te interesaría leer mi blog, pero te lo dejo aquí por si te apetece.
Un beso muy grande, preciosa.

 

Hola, Pablo.
¡Qué joven eres y cuánta ternura me provocas! Ay, mi niño, que esto es una selva… cuánto me gustaría haceros a todos de mamma y protegeros. Pero no puede ser, porque el que no se cae no aprende a levantarse solo.
Por más “maricón” de corazón que me sienta, me temo que en las relaciones entre chicos solo puedo hablar de lo que han visto, sufrido y experimentado mis amigos (que son aproximadamente el 80% de mis amistades masculinas) y que, por supuesto, me hayan contado. Pero voy a echar mano de la más obvia de las sabidurías: mis 47 años y el sentido común.
A mí el sentido común me dice (respecto a tu consulta) que:
a) el que quiere verte te ve; si no te llama es que pasa de ti, no hay más, no le busques, y tampoco andes stalkeando su perfil de IG… ¡qué necesidad de sufrir!
b) el te beso-no te beso es un evidente “no me gustas mucho, pero voy a probar si me pones lo suficiente… mira, pues no”. Lo siento, me leo y veo que de tan clara puedo llegar a ser un poco malaje, pero es que, mi niño, no hay que perder el tiempo con quien no lo merece.
c) que al principio después de quedar te haya contestado mensajes y haya seguido hablando contigo, lo único que significa es que tiene modales, aunque le hayan durado poco.
d) las malas noticias vuelan. No vuelvas a pensar que le ha pasado algo malo a quien no te devuelve la llamada, porque lo que pasa es (vuelve al punto a).
e) no le mandes más mensajes ni intentes averiguar nada de él y verás como más pronto que tarde vuelve a dar señales de vida (un mes máximo, podría apostar). El que se va sin despedirse vuelve sin que le llamen, corazón. Cuando aparezca ni le contestes. No hay que buscar la venganza, pero desaprovecharla es un desperdicio.
No puedo darte una explicación sobre lo que te ha pasado o por qué ha actuado así. Solo se me ocurre que es gilipollas… ¡qué vulgaridad! con todos los que hay…
Un beso enorme, chéri.

Pepa

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Conjuro

Full Frame Shot Of Multi Colored Balloons

Por fin se fue un año muy perro, 2016. Se ha ido llevándose por delante una buena colección de mitos culturales. Te voy a decir una cosa, 2016: me caes mal y me cago en tu manto. Menos mal que te acabaste.

En cambio tú, 2017, te presentas lleno de incertidumbre, sí, pero limpio y fresco, como un cuaderno recién comprado. Y en esta primera página que escribo en tu interior, quiero lanzar un conjuro, un deseo, una intención: voy a empezarlo con una lista de canciones que no solo hablan de la diversidad sexual, sino que animan a explorar y vivir con alegría la propia.

Le pido al 2017 que todas las que estabais atrapadas en una relación sin sentido, seáis capaces de liberaros. Que las que nunca os habéis atrevido a tener una relación con alguien más joven, por pudor, lo hagáis sin miedo. Que las que arrastran un pesado de esos que años más tarde sigue dando la turra, lo borréis por fin de vuestra vida. Que las que tienen prejuicios sobre las apps y portales para ligar, se atrevan a explorar. Que las que andan entre dos amores sean valientes para decidir qué es lo que ellas desean, y no lo que la moral les impone…

(Pepa, STOP. ALERTA NOÑERÍA)

Te pido, en fin, 2017, que nos dejes ser libres, fuertes, dueñas de nuestra sexualidad y dueñas de nuestra propia vida. Se te ve cara de buen tipo, 2017, seguro que nos lo concederás… (y más si te pongo semejante musicón).

Desire (Years&Years ft Tove Lo)

What if I Go? (Mura Masa)

In Common (Alicia Keys)

Erotica (Madonna)

I want your sex (George Michael)

Sexual Revolution (Macy Gray)

 

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

No hay dos sin tres

Old friends keep their traditions

Para afirmar que los libros de Paulo Coelho son filosofía de perogrullo, tienes que haberte leído al menos uno de ellos. Sí, yo lo hice. No recuerdo exactamente la trama y la “enseñanza”… ejem… final, pero un refrán que repetía uno de los personajes fue lo único que me quedó en la memoria: lo que pasa una vez, es probable que solo pase esa vez, pero si pasa dos, pasa tres.

Estaba yo tan tranquila pasando la Nochebuena con mi santa y anciana madre, cuando entre todos los mensajes de guasap que iba recibiendo apareció uno de un número desconocido: “Feliz noche….amore”. Pensé que sería de una amiga a la que tenía pendiente ver esos días y no le hice más caso. Pero al día siguiente, al mirar ya fresquita y con un café en la mano el móvil y ver la foto, supe de quién era.

Os di una pista al principio: no hay dos sin tres. ¿Quién podía ser? Efectivamente, amigas, El Pajillero.

A ver, muchacho ¿a qué viene este recordatorio de tu existencia cada cierto tiempo? Yo te borré de mi vida (y de mi móvil), pero al parecer eres de esos a los que hay que bloquear. Sospecho que luego serás también de los que comentan con los amigorros en el bar lo locas que estamos las tías, que os bloqueamos en las redes y en el móvil, que somos unas rencorosas, bla bla bla.

No hijo no, no lo hacemos por lo que pensáis, lo hacemos porque sois unos putos cansinos, que no entendéis que NO es NO, y que con dos copas encima apretáis en modo loop el botón de mandar mensajes a la chorboagenda al completo. Oh, sí, soy consciente de que no seré la única AMORE que recibió un mensaje tuyo esa noche, y que no habrás discriminado al darle a enviar. Eres más de pescar con red, al mogollón, que con caña, que da más trabajo y requiere un mínimo de inteligencia para hacerlo.

Bueno, ya has conseguido que te bloquee en el Whatsapp. No lo he hecho antes porque entre otras cosas HACE DOS AÑOS Y MEDIO BORRÉ TU TELÉFONO (a la vez que te pedí educadamente que “perdieras” el mío). Así que tenemos block en Skype, y en Whatsapp. En Facebook hace tiempo que no me apareces en sugerencias, porque no tengo enlazado el número de móvil con esa red (un descanso; os lo recomiendo). Pero como eres un pesao, te las apañarás para aparecer otra vez. Vamos, fijo.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Realidades paralelas

una rubia ligando en la red

No soy una bloguera famosa tipo Paula Echevarría, pero reconozco que a veces me mandan cosas… libros, invitaciones, alguna taza para el café con el logo de una marca… nada que suponga un soborno o haga que Hacienda me persiga por lucrarme de manera ilícita. Pobre de mí, que vivo de mi trabajo y de mi capacidad para poner en palabras lo que me pasa por la cabeza… rica no me haré, no.

Como por culpa de cuatro canaperos está tan denostado el término “bloguero”, hay quien piensa que por escribir un blog estás ahí para hacer publicidad y vender lo que te pongan por delante, y seguro que hay quien lo hace. No es mi caso. Seguro que hay más de una agencia que me tienen en la lista negra de “no insistas, que no hay nada que hacer”, pero como ya dije en su día, “El amor en tiempos de Tinder” no es una teletienda. Aquí hablo de sexo y de relaciones, de feminismo y de empoderamiento de la mujer. A veces con humor y a veces con mucha seriedad. Pues como la vida misma, hija.

Es por eso que a veces puedo parecer un poco diva de la nariz levantada cuando me presentan algo, un producto, una web, una app o hasta un libro, porque de entrada voy a defender la honestidad de este espacio (sí, soy gilipollas, pero soy honrada), y hasta que no veo, pruebo, o investigo eso que me están presentando, no decido si hablo aquí de ello o no.

Esto me pasó hace unos días con un libro que me enviaron: “Julieta, experiencias de una rubia ligando en la red”. Sí, lo confieso, pensé “virgensanta, otra vez”, pero le di una oportunidad, lo leí… Me reí tanto, me sentí tan identificada, y me vi tan reconocida en la situación (y hasta la manera de escribir) que hasta me pasé de parada de metro regresando a casa. Pensé que en cierto modo la protagonista y yo habíamos vivido realidades paralelas en el mundo del ligoteo virtual.

Ángela ha llevado mucho más allá de lo que yo hice la experiencia de ligar por la red. Durante un año (y en un “coto de caza” muy específico), ha experimentado, ha documentado con rigor científico, y ha desarrollado no sé si una guía para ligar, pero un tratado de zoología al estilo Gerald Durrell seguro. Me encantó el libro. Es divertido, aleccionador y muy recomendable tanto para la que anda comenzando en este inhóspito lugar que son las relaciones 2.0, como para la que simplemente quiere saber.

De hecho, se lo he regalado a una amiga que sé que necesita reírse más que nada en estos momentos. Porque sí, es para tomárselo con mucho humor este tema. Ángela, como yo, decidió tomárselo por el lado divertido, porque es el único modo. En serio.

Podéis encontrarlo aquí
Julieta. Experiencias de una rubia ligando en la red

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Pregúntale a Pepa (VIII)

Woman writing her dairy.

(N-email). ¡Hola Pepa! Soy seguidora tuya y de tu blog desde hace año y medio ya, y no creerías la de veces que me ha sacado de dudas, me ha hecho reír cuando lo necesitaba de veras o me ha llegado calado profundo el contenido de las entradas. Eres fabulosa, de verdad.
El caso es, que ahora mismo, tengo una historia entre manos que jamás imaginé verme viviéndola. Te cuento, yo tengo 24 años, y me está tirando ficha un hombre de 42, de mi trabajo. Eso no es ningún problema, me atrae mucho y tengo interés en él, pero realmente estoy bastante desorientada, porque no sé si la manera de enfocar una relación (o lo que surja), y qué esperar de ello es igual a los veinte que a los cuarenta. Añadiendo a todo esto que él tiene hijos de una relación anterior, y yo no tengo ninguna responsabilidad más allá de decidir qué ropa me pongo por las mañanas. Él me ha contado su situación y me preguntó si tenía alguna posibilidad conmigo… Y yo no sé si su intención es un simple polvo con una veinteañera para regodearse en su estatus de separado picaflor, o si realmente le gustaría conocerme y plantearse algo más allá de. Espero que puedas iluminarme en algo, porque yo ahora mismo, ¡no sé qué pensar!
Muchísimas gracias Pepa, y sigue escribiendo, por favor.
N.
Hola, N. Muchas gracias por tus palabras, por leerme y estar al otro lado.
Lo primero que me asusta es que sea una relación en el trabajo. Tanto si sale bien como si sale mal, piensa que le vas a ver todos los días, y podéis saturaros de veros constantemente. Siempre digo que la distancia es necesaria, y esta situación no os dejaría oxígeno.

La diferencia de edad no tendría por sí misma que ser un impedimento, pero son casi veinte años. Tú tienes todo por hacer, ni siquiera has llegado a tu plenitud sexual, y él, por muy bien que esté o se cuide, va para abajo, no te quepa ninguna duda. Piensa que dentro de 10 años tú tendrás 34 y él 52. ¿Que pensar a 10 años vista es demasiado? Claro, pero plantéatelo y tu sola te estarás dando cuenta de si estás pensando en una aventura o en una relación a largo plazo.

Él es padre y tiene obligaciones. Me falta mucha información para darte un análisis más exhaustivo, porque tendría que saber si es custodia compartida, qué edad tienen sus hijos, si se habla o no con su ex mujer, cuánto hace de la separación… Son muchas circunstancias, y pueden pesar en vuestra posible relación. No obstante, si al final te atreves, creo que es necesario que le dejes bien claro que sus hijos son sus hijos y debe mantenerlos al margen de lo vuestro. Que está muy guay echarse una novia jovencilla que briegue con los niños, pero son SUS hijos, no los tuyos.

Sé que todo esto que te estoy contando es muy “punto de vista de una madre”, pero las madres suelen tener razón, por más que nos joda, y yo no me fiaría de un tipo que le tira la caña a una niña a la que le saca casi 20 años, y más aún en el trabajo.

Oye, que lo mismo es un tipo estupendo que ha tenido mala suerte en su matrimonio y se ha enamorado perdidamente de una compañera del trabajo, pero como diría Samantha Jones “si parece demasiado bueno para ser verdad… probablemente lo sea”.

No sé si te he ayudado o te he estoy haciendo dudar aún más. Sopesa los pros y los contras. Piensa si te gusta de verdad o si solo quieres un escarceo. Pero haz las cosas sabiendo las consecuencias que puede tener, y asumiéndolas.
Gracias otra vez por leerme.
Un beso enorme.

(M-Facebook) Hola Pepa, genial este blog en el que tratas con humor y muchas dosis de realidad el complicadísimo mundo de las relaciones 2D!!!
Te cuento mi experiencia, porque no entiendo en que momento, mi aplicación Tinder se ha convertido en una fuente de “solo amigos”…. En Septiembre conocí a X. Un chico de 35 años, majísimo y que me tiene loca. Hablamos por WhatsApp casi a diario, hemos quedado 4 veces… pero ni un solo beso.
Recientemente, falleció su padre y me pidió que fuese a la misa funeral, porque es un momento difícil y quería que yo estuviese en ese momento difícil. Lo que me tiene descuadrada además de que no me haya dado ni un beso, es que me ha contado que ha vuelto a hablar con su ex (operada y despampanante y que vive en otro país). Me ha dicho que esta chica le volvía loco pero que ahora tampoco está listo para salir con nadie… pero sigue quedando conmigo… Me gusta muchísimo…pero no se si es mejor asumir que no tengo nada que hacer y seguir viéndonos como amigos, o lanzarme y quemar el último cartucho… Pensaba que Tinder era para ligar, no para hacer amigos…. Gracias Pepa!!!
Hola, M. Muchas gracias por leerme, por seguirme, y por confiarme tu problema.
¿Sabes qué creo? Que te has convertido en una gran amiga, y tú no quieres eso ¿verdad?

Tienes dos opciones: o le dices claramente que quieres algo más que un bonita amistad (y te arriesgas a que él no, y ya no le veas más el pelo), o te aguantas hasta que él de el primer paso (que me da a mí que si no lo ha dado ya, lo mismo no lo va a dar).

Y oye, puede ser que le parezcas una maravillosa amiga, pero no te quiera en su cama. Es una posibilidad que debes valorar. Como también debes valorar si te arriesgas o sigues colgadita de él, pero “sin pillar”.

Yo no te puedo decir qué hacer, pero si fuera tú, me arriesgaría a confesar lo que quieres de él. El NO ya lo tienes… Pero claro, es decisión tuya.
Un beso enorme, querida.

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Diferencias de edad

Tough guy

“Pepa ¿tendrías un novio que fuera 10 o 15 años más joven que tú?”. En este momento de mi vida, ni de coña, pero lo he tenido, 11 años menos para ser exactos, aunque en el fondo ambos sabíamos que eso no iba a llegar a ninguna parte, y de hecho me rompió el corazón.

Madonna, JLo, Demi Moore… todas han tenido novietes (o maridos) de esos que no sabes si ponerles en el taka-taka o en la cuna. Y la que más y la que menos nos hemos hecho la loca una noche especialmente desfasada, ignorando la edad (la real, no la que nos vendía) de un yogurín que iba a por nosotras sí o sí. ¡¿A quién le amarga un dulce?! Pero ya sabéis lo que dicen de los dulces: “un momento en tu boca y una eternidad en tus caderas”.

Hay que ser realistas, amiguis: estas cosas no funcionan más allá de la chispa, que puede durar una noche, un fin de semana, una semana entera o, como mucho, un mes.

Después de eso llega LA REALIDAD, esa hijadeputa.

Y LA REALIDAD nos dice que esas bobadas que suelta esa criaturita tan guapa, al que si miras entornando los ojos, podrías confundir con un niño Jesús en el portal (si no fuera por ese rabo esos tatuajes que luce), te hacen gracia las dos primeras horas… porque luego quieres ahogarle en una palangana (mentalmente, por supuesto; di NO a la violencia).

LA REALIDAD nos dice que follarse a una de cuarenta es para él una marca de clase, de prestigio. Una de esos must have que aparecen en las listas de “cosas que tienes que hacer antes de cumplir los 30” de las revistas-cuñao de este país, al mismo nivel de “haz tu propia cerveza artesana”.

LA REALIDAD nos dice que es muy cansado explicarle que sí, que le conocimos una noche de farra, pero que salir un miércoles hasta las cuatro nos deja muertas y enterradas hasta el sábado, y que nos parece estupendo el plan, pero nos apetece una mierda. Sí, somos unas aburridas, venga, hasta luego, pásatelo bien, cari (y no me llames más, a ser posible).

LA REALIDAD nos dice que eso, que la nuestra y la suya son dos realidades paralelas.

Yo he pasado por lo de la diferencia de edad tanto por encima como por debajo. Es decir, he sido tanto la niñata de 17 que se lía con uno de 37, como la de 32 que se lía con uno de 21. Solo he salido escaldada en el segundo caso, como he explicado al principio (fue culpa mía, por imbécil). Pero en el primero ambos sabíamos perfectamente qué era y hasta dónde iba a llegar.

¿Qué quiero deciros con esta nueva edición de “la abuela Cebolleta contando sus batallitas”? Que viváis las historias con los pies en el suelo. ¿Te quieres comer un yogur? Adelante, pero ojo, que caducan.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Stalkear

Two women

¿Sabéis lo que significa stalkear? ¿Sí? ¿No? Bueno, para la que no lo sepa diré que es cotillear en los perfiles en redes sociales de otra persona, sin que ella lo sepa.

Stalkeos que considero, hasta cierto punto, normales:
– el perfil de un tío que te gusta
– el perfil de alguien con quien has hecho match en Tinder (por seguridad)
– el perfil de un tío que te gusta, con el que has tenido sexo, y te gustaría tener algo más
– el perfil de tu ex. No es SANO ni RECOMENDABLE, pero es hasta cierto punto normal. Pero no lo hagas mucho, o será ya manía de loca. Pasa página.

Stalkeos que NO considero ni normales ni sanos:
– la familia de tu novio (???!!!!!)
– la nueva novia de tu ex (autolesionarte)
– la ex novia de tu nuevo novio (las comparaciones son odiosas)

Todos somos un poco (o muy) cotillas, pero hay límites que no hay que rebasar, por salud mental.

Pongo un ejemplo práctico (y en primera persona): como tenemos conocidos comunes, me salta constantemente en sugerencias la nueva novia de mi ex marido. ¿He mirado? Coño, pues claro, la tentación era demasiado fuerte, pero ella me conoce a mí y yo a ella, pedirle “amistad” o hacerle un follow hubiera sido too much creepy.

Pero imaginaos que yo no la conozco, y de repente me empieza a seguir alguien que no sé quién es, pero tenemos amigos comunes. Y resulta que al cabo del tiempo averiguo que es la novia de mi ex. ¿Qué pensaríais? Que está mal de la azotea, claro, o se quiere hacer daño inútilmente (porque yo soy mucho más guapa, obviamente). Entonces ¿qué absurdo resorte del inconsciente puede llevar a alguien a hacer una tontería así? ¿Algún psicólogo en la sala? Es para una amiga…

///////////////////

PREGÚNTALE A PEPA
¿Tienes un dilema sentimental que no puedes contar en tu entorno? ¿Necesitas compartir tu historia? ¿No tienes ni idea de cómo empezar a utilizar una app para citas y quieres consejo? ¿Te apetece ponerme a caer de un burro? No te cortes, escríbeme a amorentinder@gmail.com o por Twitter a @amorentinder o en Facebook a Pepa Marcos – El amor en tiempos de Tinder

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest